OMS analiza si la Viruela de Mono se vuelve emergencia internacional

99

Este jueves, el  comité de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió en la ciudad de Ginebra, en Suiza, para analizar la situación relacionada con la expansión mundial de la Viruela de Mono.

Hasta el día de hoy, más de 3,500 personas repartidas en 42 países diferentes se han infectado de la enfermedad originada por el contacto con primates salvajes portadores del agente contagioso.

Ante el incremento de casos, la organización analiza calificar la situación como “emergencia de salud pública de importancia internacional”. Este es el máximo nivel de alerta que puede declarar el organismo, una consideración que actualmente tienen el coronavirus y la polio.

Por si no lo viste:

La declaración de la emergencia internacional pretende incrementar la coordinación entre los países y reforzar los mecanismos para la búsqueda activa de casos y la implementación a nivel internacional de medidas que ayuden a poner freno a la circulación del virus, algo que debería concretarse en las próximas semanas.

La reunión inició cerca del medio día (hora europea) de este jueves y no se sabe cuanto pueda durar. Fuentes de la OMS comentan que la resolución del diálogo se informará entre el viernes y el sábado en una rueda de prensa acompañada de un comunicado oficial.

El encuentro del comité se produce en un ambiente de creciente preocupación ante el incremento de casos registrado en zonas no endémicas fuera de África, especialmente Europa pero también América y con casos igualmente en Asia y Oceanía.

La alerta sanitaria internacional fue lanzada por el Reino Unido a mediados de mayo y desde entonces los casos han ido creciendo en este país (793), España (más de 800), Alemania (592), Portugal (317), Francia (277), Canadá (245), Países Bajos (167) y Estados Unidos (156), según las cifras disponibles este jueves por la mañana. Los datos, sin embargo, cambian constantemente a medida que los países actualizan los registros, algo que no todos hacen al mismo ritmo.

Con información de El País.

dmra