Varios cohetes impactan la fortificada Zona Verde de Bagdad, incluida la embajada de EE.UU.

El ejército iraquí dijo que «un acto terrorista cobarde» tuvo como objetivo a «residentes inocentes de la Zona Verde en Bagdad y la sede de las misiones diplomáticas».