Ciudadanos franceses toman las calles contra reforma a ley de pensiones

37
Se Desatan Huelgas En Francia El Tecolote Diario

Manifestaciones con miles de personas se han hecho presentes el día de hoy en distintas partes de Francia contra la propuesta de ley del Gobierno que plantea aumentar la edad de jubilación. Los sindicatos, que escenifican una inusual unidad, auguran que podría ser el primer día de huelga de muchos.

Por primera vez en años, la gran mayoría de los sindicatos, desde la izquierda más tradicional hasta las agrupaciones más centristas, se han puesto de acuerdo para movilizarse en contra del proyecto de Macron de elevar la edad de jubilación de los 62 a los 64 años.

Todavía sin cifras oficiales de asistencia ni de seguimiento de la huelga, la movilización es amplia y supera incluso a la que se convocó en 2019 contra el mismo proyecto de ley.

«Es una primera jornada y habrá otras», subrayó el secretario general de la CGT, Philippe Martínez. «Es raro que los sindicatos en Francia estén de acuerdo. Es un indicador de que la situación es grave».

Laurent Berger, secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), el primer sindicato del país, insistió en que «tiene que haber mucha gente» en la calle y pidió que las marchas se desarrollen «de forma pacífica».

Philippe es cartero en Gironde y está sindicado en la CGT (Confederación General del Trabajo), uno de los sindicatos principales de Francia y de una izquierda más dura. «Soy cartero en bici. Aunque nos den bicis eléctricas, no me veo hasta los 67 años intentando pedalear», razona.

«Yo, lo que pido, es tener una pensión más o menos decente. Sé que no tengo un salario que me permita tener una jubilación de 3.000 euros. Pero si la reforma sigue adelante, tendré 900 euros de pensión (…) Solo quiero tener un final de vida agradable», le cuenta a la agencia AFP.

Uno de los sectores que más ha visto interrumpida su cotidianidad a raíz de la huelga es el sector del transporte. El metro de París está prácticamente paralizado y la movilidad es difícil en la mayoría de grandes ciudades este jueves,

Por si no lo viste:

Mientras tanto, la red de ferrocarriles también funciona a medio gas. Las estaciones están vacías y la compañía ferroviaria SNCF ya había advertido que solo circularían el 10% de los trenes regionales y entre una tercera y una quinta parte de los trenes de alta velocidad.

Los aeropuertos viven más tranquilidad, pero no sin interrupciones: las compañías aéreas que operan en el aeropuerto de Orly, en París, redujeron en un 20% su programa de vuelos por el paro de controladores aéreos.

Las escuelas también han quedado con las aulas vacías a raíz del amplio seguimiento de la huelga por parte de los profesores. El principal sindicato del sector de educación estima un seguimiento del 70%.

París es el escenario principal de las marchas y millares de personas se concentraron en la Plaza de la República para luego caminar hasta la Plaza de la Nación. Sin embargo, la movilización social también tuvo mucha representación en ciudades secundarias como Burdeos, Tolosa (Toulouse), Marsella y Nantes, entre otras. En total son 200 las manifestaciones convocadas en todo el país.

A pesar de que todavía falta medio día, hasta el momento no se han registrado disturbios y en las calles toma forma un descontento amplio y transversal.

La reforma pensional puede convertirse en uno de los puntos de inflexión del Gobierno de Macron. Ya buscó impulsarlo en 2019, aunque quedó paralizado por la pandemia de Covid-19 que irrumpió en el mundo al año siguiente.

Su propuesta es elevar la edad de jubilación de los 62 a los 64 años y pedir 43 años cotizados en total para conseguir la pensión completa, cuando antes eran 42. El principal objetivo de la reforma es «equilibrar» las cuentas en las arcas del Estado de un sistema pensional que ya es deficitario y en un país con la población cada vez más envejecida.

Con información de France24.

dmra