Mad House Pepsi Center: Bass mexicano para el mundo

102
Rueda De Prensa Mad House Pepsi Center El Tecolote Diario

Para los fans de los festivales en México, cuando hablas de música electrónica lo primero que te viene a la mente es el Electric Daisy Carnival que se hace cada año en la capital. Curiosamente a muchos de los asistentes de este evento lo primero que importa es la fiesta, lo segundo la ambientación y hasta el tercer lugar queda la música.

Sin embargo, esta forma de pensar afecta a diversas escenas musicales que, por más esfuerzo que se hace, no terminan de ser consideradas en primer plano, una de ellas es la de Bass. Desde el dubstep y riddim hasta el bass house o el moombathon, pasando por el future bass, son una pequeña parte de las ramificaciones que forman este subgenero del llamado EDM.

Fiestas en pequeños locales, escenarios especiales en algunos festivales y eventos casi clandestinos son los lugares que han formado al estilo en México. Ahora tocará llevar a esta escena al siguiente paso, gracias a Jessica Audiffred, su disquera A Records y la gente de Ocesa.

Este miércoles acompañamos a la dj más importante del país junto con Leizer Guss, encargado de festivales de Ocesa, Mau Rodea, A&R de A Records, y los productores Ambroz y Youth in Circles en la rueda de prensa de Mad House Pepsi Center, primer festival de Bass hecho en México.

Jessica contó como nació Mad House: «era una fiesta literalmente en una casa donde metíamos 200 personas, eran tantas que teníamos que sacar a un grupo para que otro entrara a disfrutar del evento». Si bien el género se movía de manera «subterranea», la convocatoria llegaba a aquellos que tal vez ya escuchaban a artistas como Flux Pavillion, Cookie Monsta o Skrillex.

Aquí viene uno de los puntos cruciales para llegar a donde se está logrando: la aparición del festival antes dicho y la inclusión del escenario Wasteland. Un espacio para dj’s dedicados al bass y hardstyle donde se comenzó a congregar más y más la gente, hasta crear una comunidad sólida.

Ver como Wasteland crecía y crecía hasta llegar a ser un escenario con 30 mil personas viendo a Svdden Death o Black Tiger Sex Machine fue lo que motivó a llevar al Pepsi Center este evento.

Por si no lo viste:

Para hablar del desarrollo del géneros como el dubstep o el hybrid trap en la CDMX, hay 3 palabras que se han vuelto clave: conectar, consumir y profesionalizar.

Por el lado de la conexión, Mau Rodea nos habló sobre la importancia de que los artistas se generen una «fanbase»: comunidad que le da solidez a tu proyecto, que se hayan acercado y lo apoyen de las maneras posibles.

Aquí tenemos el segundo punto: consumir. Leizer considera que no es suficiente tener un espacio en EDC para que el genero crezca, lo asimila como ir una vez al año a tu casa. El hablar de comprar un boleto para ir a un show de bass genera este espacio donde los fans y talentos pueden sentirse cómodos y empoderar a la comunidad.

Llegamos a un punto crucial, donde se podría decir que se decide la trascendencia de lo que se hace en y de tras del escenario: la profesionalización.

Hablando del artista, es necesario tener un buen producto y equipo de trabajo: va desde canciones de calidad, una imagen adoc a tu estilo y hasta un buen representante, como comentó Jessica. Al igual, Youth in Circles plantea que se trata mucho de tener perspectiva y autocrítica: saber qué quieres darle a la gente, ver por adquirir mayor conocimiento y comenzar a establecer un camino independiente.

Del otro lado, en cuanto a la organización de festivales y eventos, el compromiso de mantener con buena atención a los talentos, tener un lugar con buenas condiciones y cumplir con lo establecido es lo que ayuda a dar seguridad a que los géneros mantengan sus espacios.

Cuando Jessica Audiffred inició, rápidamente se hizo de grupos de fans que ahora llegan a los miles. Posteriormente, alcanzando a disqueras Circus Records o Subsidia, levantó la vara para la calidad del bass en el país. Ahora y de la mano de Ocesa, concluye el camino por estas 3 necesidades, llevando a un nivel profesional un evento casero como lo inició siendo Mad House.

Se parte de esta historia en gestación y testigo de como artistas mexicanos llevan más allá su pasión que comparten con una gran cantidad de seguidores en Mad House Pepsi Center el próximo 10 de junio. Los boletos ya están a la venta en Ticketmaster y en las taquillas del inmueble.

dmra