Las paredes del Domo de Cobre vibraron por primera vez con los Ecos de Camilo Séptimo

126
reseña camilo septimo en palacio de los deportes el tecolote diario

Olinka Vendrell

La esencia representativa de la agrupación inundó el ambiente del Palacio de los Deportes, lo galáctico y lo espiritual se fusionaron para crear el romanticismo de Camilo Séptimo, mismo que encendió de emoción a los más de 19 mil asistentes que se dieron cita para escuchar el nuevo álbum Ecos, fueron más de 19 mil almas que entre luces, blancas, violetas, azules y verdes, contaminaron de furor el concierto.

El camino hacia el Palacio era confuso, por un lado se vendía los souvenirs de Rammstein y por otro la mercancía con el logo de Camilo Séptimo, porque para entonces ambas bandas tuvieron concierto el mismo día, entre los transeúntes de la calle de los atletas—lugar dónde encontramos a los comerciantes del momento— no se distinguía entre quienes se dirigían al Foro Sol o al Domo de Cobre, pero eso sí, una cosa era segura, nosotros íbamos hacia el Palacio para deleitar nuestra visión ante el estallido cósmico de Camilo Vll.

Por si no lo viste:

Una vez dentro del Domo, alrededor de las 20:00hrs, la gente continuaba llegando, cuando se miraba hacia los lados, hacia arriba y hacia abajo ni pareciera que e en algunos minutos iba estar repleto de fans, pero poco a poco el Palacio se llenó hasta el último asiento, y cuando digo último me refiero que hasta el de la esquina más alejada se encontraba ocupado esperando escuchar «mienteme», aquella que se trata de la canción más emblemática de la banda a quienes muchos reconocen como «cósmica, galáctica y espiritual».

En fin, en el escenario se encontraba abriendo el concierto un joven artista, Donovan Morales se leía en la pantalla del escenario, interpretó algunos de sus temas recientes como «Fuego», «Chihiro» y «Mitos», ésta última se hizo en colaboración con una joven artista emergente llamada Bruses, sin embargo su participación no estaba presente en la apertura del concierto pero si fue mencionada por Donovan, mientras tanto, el recinto seguía recibiendo seguidores de la banda y por fin escuchamos al joven Morales decir «Los dejo con Camilo Séptimo», pasaron aproximadamente 10 minutos desde que nos dejaron con Camilo Séptimo y la banda aún no salía.

Dieron las 20:42 hrs y finalmente las bocinas del Palacio comenzaron con la resonancia de los sintetizadores, específicamente sonó el inicio de la canción Contacto, seguida de los gritos del público, esto significaba una cosa, había comenzado la euforia de la noche, cuando la canción que aperturó uno de los conciertos más importantes de la banda cesó, inmediatamente entraron los  tres siguientes temas, se trataban de Pulso, Eres y Como Tú, —en está última Donovan Morales regresó al escenario para hacer segunda voz al vocalista Manuel Coe— dichas melodías le dieron un toque romántico a la atmósfera, fue así como algunas parejas que se encontraban en las filas comenzaron a abrazarse y a sellar ese momento especial con un beso, y no muy lejos la voz de algún presente dijo «siempre espectador, nunca protagonista», obvio haciendo referencia a los tortolitos que tenía en la fila de adelante.

«Es un día muy especial, hoy se cumplen 10 años de Camilo Séptimo y que orgullo que sea en nuestro país ¡Viva México!»

~ Manuel Coe al terminar Pulso .

Mientras tanto el show seguía, la banda se estaba apoderando del Palacio de los mil soles, el juego sorprendente de las luces y los visuales en pantalla atrapaban cada vez más, a cada una de las almas que asistieron esa noche, se estaba presenciando un espectáculo con alto contenido visual y galáctico, prueba de ello fueron las interpretaciones de Ser humano, Telepatía, Hipnosis, Efímera, y Fusión dónde las luces y los visuales iban a la par de la explosión sonora, matices rojos, blancos, verdes y violetas predominaban el show, por otra parte, mientras se cantaba Hipnosis los asientos se llenaron de miles de lucecitas provenientes de los flashes en los celulares y así se hizo un «cielo estrellado» dentro del Domo.

La agrupación estuvo sorprendiendo en repetidas ocasiones a los fanáticos pues fácil tuvieron 4 invitados, en Sintergia con David Velasco quien apareció de manera repentina y ocasionó una oleada de gritos pues resulta, que es vocalista de la banda Porter.

El concierto siguió entre una multitud emocionada y bailadora, la agrupación empezó a dedicar algunos de sus temas, tal fue el caso de Galactica que junto a la femenina voz de Francisca Valenzuela hicieron una dedicatoria a la madre de Manuel Coe quién se encontraba en el concierto y a su «papito» quien lamentablemente falleció, Vicio —que resultó ser una de las más cantadas durante el show— también fue dedicada a los familiares y amigos de los integrantes de la banda y No te puedo olvidar fue dedicatoria especial en palabras del vocalista «Mi amor Dani y a nuestro hijo Mathias, nuestro amor eterno» detalle que lleno de ternura al público demostrado con un ¡Ay! En expresión conmovedora.

En Miénteme los fans volvieron a crear una pequeña galaxia, los flashes se volvieron a encender y las miles de voces retumbaron en las paredes, lo mismo pasó con Me dejas caer, en ésta la multitud cercana al escenario comenzaron jugar con grandes pelotas, ese detalle dió un toque interactivo en el concierto, sumando puntos positivos a todo lo que ya habíamos visto.

La banda siguió con los temas y fue el turno de Contracorriente y trajeron de acompañante a Luis Jiménez quien al igual que la voz principal de Porter, conmocionó a los asistentes, y un último invitado apareció en Resplandor se trató del amigo y hermano, más que un manager Sebastián Franco.

«Amigos los sueños se cumplen, nosotros de morritos con 18 años veníamos aquí a ver a nuestras bandas favoritas y soñábamos con algún día tocar aquí, hoy se ha cumplido. ¡Los sueños se cumplen amigos!» ~Vocalista de Camilo Séptimo

Las penultimas canciones resonaban entre los cuerpos bailarines de los espectadores,  Neon puso a todos a bailar y Te veo en el 27 puso a todos a cantar, y un alza en las emociones volvió a sobresalir cuando la agrupación mencionó que regalaría una chamarra oficial de Camilo Vll, y así fue como Manuel Coe lanzó una chamarra entre la multitud y al caer, todo fue furor.

Empezaba el comienzo del fin, un poco antes de las 23:00hrs, Inevitable comenzó a sonar en los amplificadores del Palacio, Inevitable fue la elegida para cerrar con broche de oro el espectáculo, y todos gritaban cómo si no hubiera un mañana, la canción final fue cantada a todo pulmón por los fans y un último visual en la pantalla mantuvo atrapada la visión de cada uno de los asistentes.

Sólo resta decir que la agrupación mexicana dió todo en su show más importante, estuvo lleno de sorpresas, invitados, interacción, explosiones sonoras y visuales, fue una experiencia única e inigualable, a todos los asistentes les quedó como una experiencia, cómo un sueño en medio de una atmósfera irreal, un viaje cósmico.