¡Feliz día… porque ser mamá es una extensión de ti como mujer!

352
Sexoogle Sandra Morales Plumas Invitadas El Tecolote Diario

Hay culpas fantasmas que rondan en la mente de todas las mujeres que son mamás y seguro te vas a identificar; déjame ponerte un par de ejemplo de éstos fantasmas:

Impensable salir a tomar un café o un vino con tus amigas.

Dejar a tus hijos con una niñera o alguien que apoye en su cuidado para poder salir a celebrar junto con tu pareja el aniversario, un cumpleaños o incluso sólo una cena romántica o cine como cuando eran novios.

Comprarte un lindo vestido o esas zapatillas que te encantan por miedo a parecer “egoísta” pues no pensaste en comprarle a tus hijos o no pensaste en los “problemas económicos que hay”.

Todas necesitan un rato de desconexión, sin sentir culpa o temor…

Sin embargo, la realidad es que la identidad e individualidad queda enterrada en cuanto eres mamá y ojo, no es que esté mal ser mamá, sino que es la forma y algunas conductas tradicionales que se le han adjudicado a las mujeres socialmente.

Las responsabilidades relacionadas con la maternidad y el matrimonio hacen que tú como mujer te dejes en último lugar.

Sexual y sociológicamente esto tiene una explicación, ya que el lugar en el que mujeres se han colocado a través de los años con relación hacia sus hij@s y parejas responde a una perspectiva sobre los géneros, donde la balanza siempre se inclina con ellas.

Y ¿eso qué significa? La perspectiva de género significa que la sociedad ha creado ciertas características para definir lo que es “ser mujer” y lo que es “ser hombre”.

La mujer (y no cualquier mujer eh)– “la mujer buena, la mujer responsable, la mujer amorosa, la buena madre”, debe quedarse en casa, debe posponer su preparación académica, salirse de trabajar y dedicarse plenamente a sus hij@s y a la pareja.

Esta perspectiva ha hecho mucho daño pues en términos de prioridad están primero los hijos, segundo la pareja y ellas en último lugar.

Si bien es una cuestión social, cultural y de generación en generación, nunca es tarde para un cambio tanto a nivel individual, familiar y de género que sólo sí o sí, se consigue con educación.

Somos seres evolutivos y necesitamos ir rediseñando estas ideas, estos constructos sociales y de género, pero sin irse al extremo. Las redes sociales también nos bombardean de información y estilos de vida en los cuales pareciera que sólo son alcanzables para las mujeres con super poderes.

Entonces ¿cómo encontrar el punto de equilibrio? ¿por dónde empezar?

Toda mujer a partir de hoy debe defender su individualidad… debes de entender en primer lugar, que antes de ser madre y esposa eres una persona con necesidades y aspiraciones propias.

¡Empieza a retomar tu vida!

Vence el sentimiento de la culpa y abandono hacia tus hij@s que se activa cuando decides tomar tiempo para socializar con tus amistades.

Identifica sistemas de apoyo efectivos, como la familia o allegados, que podrían ayudarte con el cuidado de tus hij@s.

Comienza a retomar tu autoestima, amor propio, hacer ejercicio, tus estudios, un negocio propio y lo mejor y más importante tu sexualidad.

Planea con tu pareja salir una vez a la semana al cine, a tomar un café y por qué no, una escapada a un hotel, revivan la llama del deseo, erotismo y atrévanse a disfrutar del momento.

¡Te lo mereces!

Facebook: SexSan Instagram: sexologa_sanoficial Twitter: sexologa_san Tiktok sexologa_san

Mas de SexSan: