Una rayita más al Tigre

0
144
Plumas Invitadas Hakbar Juárez Una Rayita más al Tigre Tigres vs Veracruz 2019 El Tecolote Diario

“Las personas fuertes no tumban a las otras, las ayudan a levantarse.” — Michael P. Watson

El fin de semana pasado una vez más nuestra amada pelota se llenó de vergüenza y sí una vez más gracias a los Tigres de la UANL, ese equipo de la Sultana del Norte que viste de amarillo y que últimamente se ha hecho de algunos títulos a base, sí de buen futbol, pero sobre todo de una economía que rebasa la de cualquier club en México y que le sirve para despilfarrar sin límite, pero lejos de eso el viernes demostraron que el honor y el orgullo son palabras que no conocen.

La vergonzosa historia reciente de Veracruz casi todos la conocemos; equipo prácticamente descendido a poco más de un torneo por jugarse, en el que además sus futbolistas no han cobrado un peso en meses y que por si fuera poco están a algunos juegos de convertirse en el peor equipo de la historia del futbol mundial, pues los escualos suman 40 partidos sin ganar. Sin embargo y ante las atrocidades que vive el equipo jarocho, sus futbolistas se habían comportado a la altura del profesionalismo, hasta que el viernes pasado y después de amenazar con no jugar el duelo contra Tigres saltaron a la cancha del Luis “Pirata” Fuente, no sin antes haber preparado una protesta.

Los tiburones dejarían pasar tres minutos sin correr, sin hacer por el balón, sin moverse prácticamente, dejando la pelota intacta y así buscar manifestarse ante la falta de pagos de su directiva, hasta ahí todo iba bien, pero tenían que aparecer los norteños, esos que se alimentan del protagonismo, quienes vieron que el rival no se movía y se les hizo fácil tirar a gol, no una sino dos veces, poniendo el marcador 2-0 a su favor. Y es que este equipo venido a más a base de billetazos demostró que no tiene un gramo de solidaridad, pues a los dos minutos de iniciado el juego el chileno Eduardo Vargas pateó a la portería de Sebastián Jurado anotando el primer gol del partido.

Por si esto fuera poco, un minuto después André-Pierre Gignac también pateó al arco jarocho, aún cuando los jugadores escualos estaban inertes, marcando el segundo gol y de algún modo festejando. Sí ese jugador que vino como estrella a un futbol que le queda chico, pero en el que está cómodo  y puede romperla, no un futbol con el nivel del competencia de Europa, porque seamos honestos, Gignac no sería titular en un gran equipo europeo, comería banca cada 8 días y tal vez tendría algunos minutos de vez en cuando, no como aquí, donde el señor francés ha venido a sentirse tocado por Dios y protagonizar ya varios escándalos.

O ya se nos olvidó que este supuesto crack, que nosotros nos hemos encargado de inflar, armó una broncota también en Veracruz hace un par de torneos. Aquella vez fue a gritarle el primer gol a la tribuna veracruzana, lo cual desembocó en una trágica campal en la tribuna, momento en el que además el francés exclamó que los escualos “deberían irse a segunda mejor” o la escena con un reportero en la final que los felinos pierden contra Chivas y en la que el francés lo encara y agrede con una botella de agua o el reciente altercado con Tomás Boy y que decir de cuando se encaró con aficionados Tigres afuera del Estadio Universitario de Monterrey. En lo futbolístico no hay mala nota para el francés, pero lejos de la cancha el europeo ha denotado que las emociones lo controlan para después retractarse de las declaraciones o acciones que lleva a cabo.

Y es que al parecer el viernes Tigres se quedó sin memoria y de paso sin honor, pues antes de ser los millonarios del norte, en 1996 rogaban por no descender, y descendieron, empujados por sus acérrimo rival, además que de no ser por la intervención de FEMSA y CEMEX los universitarios seguramente estarían en segunda aún.

También al Chileno Vargas se le olvidó cómo se patea de forma infame a la portería pues esta vez sí le pegó bien al balón y no como en aquel penal con su selección ante Perú en la pasada Copa América a Pizarro se le borró de la mente que los Tiburones ya habían acordado con ellos, pues Carlos Salcido lo confirmó “Los jugadores de Tigres sabían perfectamente que íbamos a parar 3 minutos y es una tristeza porque todos somos profesionales”.

Al menos para mi lo del viernes no es sorprendente, pues como esa hay otras infames historias en donde los Tiguerees y su nueva y poderosa camada de jugadores han demostrado que carecen de valores, ellos y su afición, sí esa misma que ha estado inmiscuida en altercados de alta gravedad o ya también olvidamos que hace poco más de un año la “Libres y Locos” (barra a la que Gignac y su directiva también alientan y apapachan) estuvieron en medio de uno de los actos de violencia más atroces que hemos visto en nuestro futbol.

No Tigres a la gente que amamos este deporte no se nos olvidan las cosas y no vengan con que “no queríamos patear al arco” “nosotros dijimos que un minuto” o “tiré pa fuera y le atiné a la portería” lo que vimos el viernes es un acto infame y de pocos arrestos, un acto que dejó claro que el apoyo hacia sus compañeros de profesión es nulo y que ustedes solo viven por y para el dinero, que el deporte como tal y que la liga o lo que pase fuera de ella a ustedes les viene guango, ustedes cobran y ganan muy bien, ustedes no tienen que vivir ni vivirán tantito lo que están viviendo los futbolistas de Veracruz y es por eso que no lo entendieron el viernes. Pobres niños ricos, y ojalá me equivoque, pero estoy seguro de que este equipo seguirá protagonizando historias como las que antes describí, pues total es una rayita más al tigre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here