¿Grandeza o Vergüenza?

0
89
plumas-invitadas-hakbar-juarez-desde-la-tribuna-grandeza-o-verguenza-pumas-chivas-cruz-azul-el-tecolote-diario

La grandeza se puede manifestar en los grandes momentos, pero se forma en los instantes cotidianos. — Phillips Brooks 

Ayer terminó la fase regular del torneo del futbol mexicano, la Liga MX cumplió con sus 19 jornadas y entrará a la etapa de liguilla una vez más, y una vez más el único de los cuatro equipos llamados “grandes” que logró calificar fue el Club América y es que la historia reciente de Chivas, Cruz Azul y Pumas pone en entredicho el seguirlos llamando así, pues de esos tres clubes no se hace uno y parece que la tendencia en cuanto a títulos y apariciones en fases finales viene a la baja.

La maldición eterna en la Noria.

Cruz Azul tiene ya con este 22 años de no ser campeón de liga y eso se convierte en 44 torneos, 44 oportunidades de intentar salir de su racha perdedora y conseguir llevarse la Liga MX, sin embargo La Máquina no ha podido alcanzar su novena estrella. Técnicos han ido y venido, jugadores, estrellas y nada pues los celestes no lo han hecho tan mal, sin embargo son víctimas de sus fantasmas y eso ha provocado dolorosas derrotas en finales que han marcado incluso la carrera de algunos jugadores.

Los de la Noria han llegado a 10 finales de Liga desde 1997 y las 10 las han perdido, contando que tres han sido contra el odiado rival, América, y una de ellas, la de 2013 de las más dolorosas hasta para los que no le vamos al azul, aquel “cabezazo de Moisés” aún suena en el alma de su afición y les duele.

Lee también:

¿Por qué Cruz Azul no?

Aquéllas épocas de éxito del equipo cementero han quedado muy lejos y con todo y los esfuerzos de sus directivos por armar grandes y bastos planteles, el resultado final no se les ha dado, agregando que han tenido en el banquillo a entrenadores probados y ganadores, pero la maldición de la Noria parece insuperable y su grandeza se merma cada vez más y el ridículo se hace más grande y vergonzoso cuando en torneos como este que terminó, no alcanzan la calificación.

En la Máquina les falta sangre azul, jugadores hechos en la Noria y que vivan, coman y sientan sus colores y que tengan muy claro que urge ganar un campeonato, porque Tigres y León les pisan los talones y ambos equipos están calificados este torneo.

El pretexto nacional en Guadalajara.

Si bien el Rebaño obtuvo su último título hace apenas 2 años en el Clausura 2017, pasaron casi 11 años para volver a ver a Chivas levantar el trofeo de Campeón del Futbol Mexicano y es que tal parece que el nacionalismo al que se someten por tradición los tiene sumergidos en un bache pues no han podido armar un equipo de “puros mexicanos” que compita realmente y a esto agreguemos que su cantera solo ha dado chispazos de algunos jugadores que se apagan después de debutar y tardan mucho en recuperar su nivel o no lo recuperan.

Chivas tiene problemas de descenso y de no ser por que Veracruz es casi el peor equipo del mundo, los de Guadalajara estarían en muy cerca del fondo de la tabla porcentual y jugándose la vida por no bajar de categoría.

Te recomendamos: 

El Clásico Nacional

En Verde Valle no sólo no generan jugadores, sino que además se han dedicado a llevar petardos con el pretexto de que son mexicanos y para que esto apriete, los máximos referentes de nuestro futbol en Europa llevan debajo otra playera que no es la de Chivas e incluso Jiménez, Edson y Laínez han sido material de exportación salidos de América por encima de jugadores hechos en Chivas y además por si esto fuera poco y como golpe mediático, América es quien ha repatriado a las estrellas mexicanas para jugar en Coapa como Ochoa Y Gio.

Chivas necesita líderes mexicanos ya probados y consagrados para que su club evite la vergüenza de un posible descenso.

La Cantera de troncos en el Pedregal.

En Pumas las cosas no son distintas, han pasado casi 9 años de no conseguir un título de liga y a diferencia de los otros dos ni en Copa MX ni en Concachampions han figurado y su eterno proyecto de generar jugadores de cantera cada vez es peor. Si bien en el el plantel del Pedregal hay una buena cantidad jugadores que son de extracción auriazul son jugadores que no han dado grandes saltos de calidad y otros tantos han sido repatriados esto último parece que es más por lastima que porque realmente vayan a aportarle algo al club.

Jugadores como Pablo Jáquez, Bryan Figueroa, Kevin Escamilla, Alan Mendoza, David Cabrera y Pablo Barrera entre otros son la cara intermitente de una cantera que en los últimos años no le han dado nada al Club Universidad y que según el proyecto auriazul deberían estar por entregar grandes cuentas a su causa, sin embargo el llamado ADN de Pumas está por el suelo, basta con ver las constantes pifias de Pablo Jáquez en defensa, la falta de ganas de Alan Mendoza, las pésimas decisiones en el campo de Escamilla, la poca convicción de Cabrera al ir por una pelota dividida o la falta de ideas de Figueroa para entender que en las instalaciones de Cantera algo se está haciendo mal.

También lee:

¿Por qué Pumas?

Lejos de quedaron aquellos años en los que se detectaban y pulía gloriosos diamantes futbolísticos, Pumas está en una crisis de resultados y generación de futbolistas, siendo Héctor Moreno el último nombre de éxito de la cantera, pues parece lejos volver a ver surgir a un Puma de la talla de Hugo, Velarde, López, Beltrán, Olalde, Sancho, Lozano y muchos más nombres que engrandecieron la vieja y reciente historia de este club. Agreguemos a esto la falta de ojo para contratar extranjeros buenos, pues en los últimos años han desfilado un sin fin de petardos foráneos que solo han vestido la casaca auriazul para llenarla de vergüenza.

Lo cierto aquí y aunque nos duela, es que América ha sido el único de los cuatro supuestos grandes que ha cumplido su papel y con creces ha reafirmado que sigue siendo el equipo a vencer; apariciones constantes en liguilla, apenas un año sin ser campeón de liga, contrataciones bomba y un trabajo en fuerzas básicas que se nota, pues ver al chamaco Córdoba jugar y lo que hacen Edson y Laínez o lo que está demostrando Jiménez en Europa basta para darse cuenta de que en Coapa están haciendo bien las cosas y no en cuestión de dinero únicamente.

Tienen un técnico exitoso e inteligente, temperamental sí, pero que no se tienta el corazón para hablar y seguramente tampoco lo hace para alzar la voz a sus jugadores cuando se relajan y esto respaldado por una directiva que busca a como de lugar demostrar y justificar que son el “más grande”.

Pumas, Chivas y Cruz Azul han puesto en entredicho el mote de “grandes” y de no poner planes y proyectos importantes en la mesa y en en poco tiempo, seguramente los resultados serán los mismos y seguiremos teniendo que ver a las Águilas jugar liguillas y campeonar desde la comodidad de un sofá en casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here