Ingrid y Fátima.

No. López Obrador y sus políticos no levantaron el cuchillo contra Ingrid y tampoco secuestraron y envolvieron en una bolsa el cadáver de Fátima. No. Pero sí las volvieron a agredir. Ya muertas.