La mayor decepción cinematográfica: ESO Capítulo II

251
https://eltecolote.mx/Plumas Invitadas Erick Gutierrez Eso El Tecolote Diario

Ya pasaron dos largos años desde que la adaptación de la emblematica novela de Stephen King: “ESO”, llegó a los cines por primera vez en forma de miniserie en los 90, la cual se colocó indiscutiblemente en el colectivo imaginario de todo el mundo y por lo menos a mí, me dejó con tanto miedo que me bañaba creyendo que un payaso saldría de la regadera.

La película de 2017 tuvo sin duda un aire mucho más de nostalgia y aventura que de terror, haciendola sobresalir como una joya entre las monstruosodades (y lo digo por malas, no por aterradoras) que el cine de horror nos ha dado en los últimos años o décadas incluso.
Y aunque estas dos versiones son distintas tanto en dirección como en narrativa, cuentan un punto de vista distinto de la misma novela, lo que al final resulta ser algo bueno.

Y para no ponerle más preambulo a lo que seguramente quieres leer, la prensa especializada está dividida entre los que señalaron esta cinta como una decepción y aquellos que dicen que no es mala pero tampoco  se trata de “El exorcista” de nuestros tiempos, así que puedes ir bajando un poquito tus expectativas si esperabas ver una conclusión épica.

La duración de la película es de casi tres horas completitas para tu deleite. Algunas opiniones argumentan que es excesivo y que al carecer de un tinte de horror y ser más una historia de misterio, puede resultar aburrida. Por otra parte hay quienes opinan que el trabajo de dirección y de Bill Skarsgard, es más que excelente, justo lo que se hablaba de la interpretación de Tim Curry y lo que ha hecho que a pesar de la gran brecha generacional entre ambas películas no sea un impedimento para que los fans de la historia disfruten de la misma manera una que otra.

En esta nueva entrega se nos presenta al club de los perdedores en su etapa adulta. Y quienes leyeron el libro sabrán que los personajes embellecieron muchísimo para la versión del cine. Esto no es para nada malo ya que ver caras conocidas de actores y actrices (bueno, solo hay una chica en el club de los perdedores) que son considerados como “sex simbols”, es un aliviane cañón porque siendo honestos. Nadie quiere que los personajes además de sufrir, tengan los problemas de inseguridades físicas que los mortales nos cargamos.

Algo que es muy cierto es que la mercancía de ESO, se está vendiendo como maquillaje de Kardashian y muy probablemente este halloween, de nuevo, no serás el único Pennywise de la fiesta.

Estoy seguro que la peli no dejará a nadie con la boca cerrada y si te gustó la primera o eres fan de la novela, entiendo mucho tu emoción.