¿Votar o no votar en la revocación de mandato?

490
En Clave de Fa Plumas Invitadas El Tecolote Diario

Por Israel Navarro

Twitter @navarroisrael

La pregunta del millón: ¿debo o no debo ir a votar en la consulta revocación de mandato? Pues vamos por partes: el presidente ha utilizado una estrategia de polarización para gobernar. Dividir en dos grandes bandos a la sociedad: quienes lo aman y quienes lo aborrecen, sin medias tintas.

Sea cual sea su sentir sobre el presidente, le tengo una noticia: su mandato dura 6 años, así lo establece la Constitución. Si usted lo apoya, no necesita de su refrendo para terminar, y si usted no lo apoya, va a tener que esperar al 2024 para verlo fuera de Palacio Nacional. Por ello, esta consulta no tiene por objeto refrendar, ni revocar el mandato, sino permitirle al presidente conseguir varios objetivos políticos:

Por si no lo viste:

El primero es alistar a su base electoral en miras a su sucesión. Después del fracaso de la consulta del juicio a los expresidentes viene un segundo gran simulacro de movilización de la base morenista en miras a la elección presidencial del 2024.

Segundo, refirmar su narrativa estratégica y legitimidad en la segunda parte de su mandato, porque aunque haya poca participación, AMLO saldrá a presumir un refrendo de confianza ciudadana.

Tercero, golpear al INE. Pase lo que pase, el gran perdedor va a ser el órgano electoral y sus consejeros. El presidente quiere que el INE organice una elección federal sin el mismo presupuesto que se gasta en una jornada electoral de ese tipo. Cualquier baja en la participación será motivo para acusarlos de no promover la consulta, ergo el INE será el enemigo del pueblo.

Cuarto, hacer campaña en vez de gobernar. El presidente no quiere hablar de los temas de la agenda. Es más fácil centrar el debate en su aprobación, la cual es saludable, que en discutir si sus resultados son satisfactorios o no. Claramente ahí no sale favorecido.

En resumen, la consulta de revocación de mandato es una simulación porque ya sabemos el resultado. Es innecesaria porque el presidente va a terminar el encargo para el cual fue electo. Es un derroche de recursos que hacen falta en otras áreas. No es un ejercicio democrático porque no es la ciudadanía quien la haya solicitado, y que AMLO promueve porque sabe que no puede perder. Y es un evento que solo sirve para los fines propagandísticos del presidente.

El único escenario desfavorable para él es la baja participación y el desaire de la gente a este montaje, porque ahí la agenda se centra en lo importante: los problemas que el afectan a todos los mexicanos mientras el presidente anda en campaña permanente.

Israel Navarro es Estratega Político del Instituto de Artes y Oficios en Comunicación Estratégica.