De Lord Montajes a Todos Somos Loret

403
https-el-tecolote-mx-plumas-invitadas-en-clave-de-fa-de-muertes-y-resurrecciones-politicas-otra-vez-bolivia-el-tecolote-diario

Por Israel Navarro

Twitter @navarroisrael

El presidente falló el tiro, y falló mal. Al hacer públicos los ingresos de Carlos Loret de Mola en la mañanera, desencadenó una movilización en redes sociales en apoyo al periodista, no porque sea muy querido (para nada, el tipo es polémico), sino por el abuso de poder evidente de AMLO para exhibirlo, todo en represalia por el reportaje de la llamada Mansión del Bienestar en la que habita el hijo del presidente, José Ramón López Beltrán y su familia en Texas.

Esta es una crisis severa para López Obrador porque viola varios mandamientos del Evangelio según San Andrés. Y voy por partes:

El primero es la austeridad republicana. Hasta hace unos meses, al presidente se le llenaba la boca criticando a la clase media aspiracionista. “Si ya tenemos zapatos ¿para qué más? Si ya se tiene la ropa indispensable, sólo eso. Si se puede tener un vehículo modesto para el traslado ¿por qué el lujo?”, decía el presidente. Bueno, pues ahora es difícil de explicar por qué su hijo no comulga con estos principios.

Continúa leyendo:

Segundo, la lucha contra la corrupción. En qué cabeza cabe irse a vivir a una casa lujosa propiedad de uno de los ejecutivos de una empresa que se beneficia de los contratos con PEMEX. Aquí hay gato encerrado más allá de la duda razonable si el nidito de amors de Josera no es el pago por los contratos recibidos, por cierto, sin licitar.

Tercero, no somos iguales que los anteriores. Seguramente en el pasado más de algún mandatario utilizó el aparato del estado para investigar y castigar a un adversario político. La diferencia es que AMLO lo hizo públicamente, sin pudor y amenazó de volverlo a hacer a través del SAT, lo cual puso al descubierto una actitud eminentemente autoritaria.

Y para colmo de males, 15 días después de iniciada la crisis, López Beltrán aclara que sus ingresos provienen de una empresa propiedad de un asesor ad honorem del presidente que ni website tenía hasta un día antes de hacer la oportuna aclaración. Así pasamos del “al parecer la señora tiene dinero” al “todo es producto de mi trabajo” como declaraba cierta exprimera dama. 

No, esta crisis no se trata de Loret. A muchos ni les cae bien, pero están cerrando filas con él por el repudio a la revelación de los verdaderos colores del presidente y sobre todo a su reacción abusiva cuando tocan su Talón de Aquiles: su familia. Pío, Martinazo, Felipa, y ahora José Ramón, han golpeado los pilares fundamentales de la narrativa lopezobradorista, porque queda manifiesto que el grupo de los apóstoles no profesa las enseñanzas del Mesías.

Israel Navarro es Estratega Político del Instituto de Artes y Oficios en Comunicación Estratégica.