Plumas Invitadas 5DVida: Propósito con un twist de limón

0
45
https://eltecolote.mx 5DVida Adriana García El Tecolote Diario

Adriana García es directora de 5DVida, en donde ayuda a las personas a salir del atorón en temas como: familia, trabajo, salud, desarrollo personal y pareja. Te lleva de la mano cuando sientes que perdiste el rumbo y no sabes ni para donde hacerte. Cuenta con dos certificaciones de Coach, pero sobre todo, le han pasado un montón de cosas que a pesar de ser “ultrasecretas”, va a compartir contigo cada semana.

Aquí su primera colaboración para El Tecolote Diario

¿Qué estás haciendo? No, en serio, ¿qué estás haciendo? Ya sé que me vas a decir: pues trabajando, cocinando, estudiando, educando niños, buscando casa, quejándote, extrañando, pintando, sonriendo…

¿A poco no sientes de pronto que te pusieron en esta vida, así nomás y que vas reaccionando conforme la vida te va mandando cosas?

Todos los días tengo oportunidad de platicar con gente que así se siente, como que no hay nada definido y el futuro es no solo incierto, sino que hasta llega a ser aterrador.

Te puede interesar: Plumas Invitadas, Lo Natural del Cambio: Nuestro “yo” en otra dimensión

Esta sensación y estas preguntas de: ¿quién soy? Y ¿para qué estoy aquí? Se las ha planteado el hombre a lo largo de toda la historia de la humanidad. Algunos (los menos), con un pleno conocimiento de quiénes son y para qué vinieron a este mundo, y otros, sin saber o entender nada de lo que está pasando a su alrededor.

Yo los entiendo perfecto, porque en realidad no es fácil saber para qué es que estamos en este mundo. Y, ¿entonces?, ¿cómo hace uno para saber para qué está aquí?

Ya sé que muchos me van a decir: “para ser felices”, sí, pero eso es algo que debe suceder todos los días y es una decisión, no depende de nada ni de nadie más, es decir, el que es feliz, es porque así lo decide cada día de su vida. Y no quiere decir que no se la pase mal, quiere decir, que a pesar de que la vida en ocasiones es triste, cruel, injusta, mala onda, etc… siempre decide, atravesar el mal momento y regresar a un estado natural de felicidad.

Entonces, sí, estamos para pasarla bien y ser felices, pero, ¿cómo descubrir cuál es el verdadero propósito de tu existencia?

Ahí va, paso por paso:

  1. ¿Qué te apasiona? ¿qué cosas te encanta hacer? De esas que puedes pasar horas y horas y ni siquiera te das cuenta de cuánto tiempo pasó porque te la estás pasando bomba. Por ejemplo: cantar, jugar, construir, escribir, hablar en público, enseñar, cocinar, aprender, etc..

Este punto de lo que te apasiona, tiene que ver también con tus talentos, es decir, ¿en qué eres bueno?  Porque no es lo mismo decir, “a mi me fascina cantar” y otra muy diferente es que lo haga bien (no quieren oírme cantar).

Mi sugerencia es que apuntes estas cosas y hagas una lista de todas ellas.

  1. ¿Cuál crees que es tu misión en esta vida? Aprender, entender, desarrollar ciertas habilidades, cuidar de alguien, amar a alguien, ayudar, enseñar, etc… La misión tiene que ver con reflexionar qué es lo que el mundo necesita y cómo puedes tu contribuir con eso.
  2. ¿Cuál es tu vocación? Esto se refiere al interés o la inclinación que sientes para dedicarte a una forma determinada de vida o de trabajo. Por ejemplo, ¿te gusta el arte? ¿la vida en el mar? ¿te encuentras siempre abogando por la justicia para los demás?
  3. ¿Cuál es tu profesión? ¿qué actividad llevas a cabo que te remunera económicamente y en la que ya cuentas con experiencia?

Estas 4 preguntas son el fundamento básico para entender ¿para qué estamos en este mundo? Que ¿por qué es importante saberlo? Justamente para no andar por la vida sin rumbo, sin entendimiento, sin autoconocimiento y sobre todo, para que nadie te diga quién eres y para qué estás aquí.

Puedes leer también: Plumas Invitadas ¿Y a ti qué te dice la luna?: De redes, enredos…

Una vez que reflexiones en todas estas preguntas y encuentres las respuestas, la idea es juntar cada uno de estos conceptos para poder llegar al propósito de tu vida. Este propósito funciona como una guía a lo largo de toda tu existencia (bueno, a partir de cuando ya lo sabes). Entonces lo más importante de este ejercicio es poder vivir de acuerdo con este concepto único e individual. Por ejemplo, mi propósito de vida es servir a los demás a través de lo que hago todos los días.

Y una vez que entendí que esta era mi guía, lo aplico en todos los aspectos de mi vida, o sea, no solo sirvo a los demás a través de mi trabajo diario, también sirvo a mi esposo, a mis hijos, a mis amigos, a mi comunidad y por lo tanto a mi país y al mundo entero.

Cada vez que te preguntes qué estás haciendo en este mundo, contempla la posibilidad de descubrir tu propósito y entonces ponlo en práctica en cada una de las áreas de tu vida y en cualquier actividad que realices.

Es verdaderamente maravilloso -y como dice Oprah Winfrey, un gran “aha moment”- cuando comprendes que a través de tu propósito, no solo eres otro granito en las arenas del mar, sino que este granito que eres tú, contribuye enormemente en el desarrollo y bienestar de la humanidad.

Feliz descubrimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here