¿Qué hacer con un niño mimado?

0
187
https:-eltecolote-mx-plumas-invitadas-5-de-vida-adriana-garcia-el-servicio-a-clientes-en-tiempos-de-covid-19-el-tecolote-diario

Como madre, yo siempre pienso que podría estar haciéndolo mejor, o dando más o enseñando más a mis hijos. Queremos lo mejor para nuestros hijos, pero al mismo tiempo queremos que se comporten, que sean respetuosos y agradecidos. Queremos enseñarles buenas y valiosas lecciones y que sepan valorar lo que tienen. Tratamos de ser firmes pero amorosos y queremos darles lo mejor pero que tampoco sea demasiado.

Más Plumas Invitadas

Los cocodrilos vuelan, pero muy bajito.

Y aún a pesar de todos nuestros esfuerzos hay momentos en los que nuestros hijos simplemente actúan como niños malcriados.

Tratar de revertir esto no es fácil entendiendo los enormes esfuerzos que ya hemos hecho para que sean personas de bien, así que recuerda que esto es un proceso y lleva paciencia y mucha dedicación.

Aquí algunos puntos a tomar en cuenta para revertir este comportamiento:

  1. Platica con tus hijos acerca del tema. Los niños en general responden muy bien a la idea de hacer donaciones a quien más lo necesita. Cuando los niños comprenden que hay gente que pasa frío o hambre son mucho más empáticos que cuando solo regañamos por alguna actitud egoísta. Recuerda con ellos algún momento en el que se hayan sentido con hambre o frío, ¿cómo reaccionaron? Habla con ellos acerca de ayudar a otros a enfrentar situaciones difíciles, te asombrarán las ganas que un niño puede mostrar para contribuir a hacer de este un lugar mejor.
  2. Establece metas. Cuando los chicos reciben cosas libremente, sin pedirlas, necesitarlas, o ganarlas, pierden el sentido de logro y por tanto el valor real de las cosas. Entonces, la siguiente ocasión en que tu hijo te pida algo, en lugar de dárselo así sin más ni más, platica con él acerca de qué podría hacer para ganarse eso que tanto desea. Por ejemplo: ¿qué podrías hacer para ganar dinero y ahorrar para tener lo suficiente y comprar eso que deseas? Establecer una meta con tu hijo y luego ayudarlo a que logre esa meta, le ayudará a sentirse exitoso y orgulloso de sí mismo.
  3. Enséñales gratitud. Al final del día, cuando es hora de dormir, ayúdale a repasar el día y encuentren todas las cosas por las que están agradecidos, permite que tu hij@ halle las suyas y haz de esto un hábito diario.
  4. Muéstrales diferentes opciones para descargar sus emociones de manera positiva. Cuando un niño está haciendo un berrinche, más allá de si obtendrá o no lo que desea, lo más importante es que pueda descargar su enojo, frustración o molestia de manera adecuada: pegando a los cojines de la sala, rayando en un cuaderno, pateando el piso con fuerza, etc… Esto les permite entender que sentir esas emociones está bien, siempre y cuando hagan una descarga adecuada de las mismas.
  5. Pon el ejemplo. Si lo que queremos son niños que cooperen y que aprecien los pequeños detalles de la vida, lo primero es empezar por hacerlo nosotros, los padres. Es bien sabido ya que a los niños podemos decirles que hagan o dejen de hacer, pero lo más efectivo es ser el ejemplo de ese comportamiento que queremos que tengan. Si no quieres que tus hijos griten, pero tú gritas cada que algo te molesta, no habrá manera de hacerlo parar hasta que tú mism@ lo hagas.

Más de Adriana García

El servicio a clientes en tiempos de Covid-19

Como todo en la vida, generar los comportamientos que deseas en tus hijos, es un proceso que no se logrará de la noche a la mañana, pero sé persistente y aplaude los pequeños pasos que den cada día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here