El síndrome de Burnout

0
30
Plumas Invitadas 5 de Vida Adriana García Cuarentena de la Información El Tecolote Diario

En esta cuarentena, muchos de nosotros llevamos ya unos cien días guardados en casa, tratando de no salir para nada o para lo mínimo indispensable, lidiando con el trabajo de oficina desde casa, con los niños y la escuela en línea, con el quehacer diario de la casa, etc..

Antes de la pandemia, ¿cuántos de nosotros queríamos hacer home office? Muchos soñaban con tener más tiempo para pasar con la familia, para hacer ejercicio o algún hobbie, pero realmente no sabíamos lo que implicaba estar en casa las 24 horas del día.

De pronto, los trabajadores de oficina se dieron cuenta de que estar en casa implicaba mucho más trabajo del que pensaron porque estas en casa, no tienes nada más que hacer, así que lo que corresponde es estar conectado todo el día ¿no?

Esto ha traído como consecuencia que muchos trabajadores, comiencen desde muy temprano, se salten el desayuno, no hagan ejercicio ni ninguna otra cosa, si les da tiempo se bañan y si no pues hasta en la noche, se saltan la hora de la comida y terminan comiendo cualquier cosa.

La presión que sienten los obliga a dejar a un lado todo lo demás y sólo concentrarse en las tareas que hay que cumplir para el trabajo y esto puede traer como consecuencia lo que conocemos como el síndrome de burnout.

Más Plumas Invitadas

El amor es una acción no una palabra

El síndrome de burnout es una respuesta extrema al estrés crónico, que se origina en el contexto laboral y puede tener repercusiones de salud y también a nivel organizacional.

¿Cómo identificar el síndrome de burnout?

  • Aquellas personas que por tratar de cumplir con todas las tareas del trabajo, pierden el balance entre trabajo y su vida personal.
  • Las personas que intentan asumir tareas o funciones que no les corresponden.
  • Quienes sienten que no tienen ningún control sobre su vida laboral, todas las decisiones las toma alguien más.
  • El trabajo es monótono y no hay ningún reconocimiento.

¿Cómo saber si estás experimentando el síndrome de burnout?

Fatiga crónica y cansancio físico y emocional. Uno de los primeros síntomas es el agotamiento, la depresión y el burnout comparten este síntoma y de hecho es muy importante detectarlo antes de caer en una depresión profunda.

Cinismo y despersonalización. Te das cuenta de que ya no te gusta tu trabajo. Y además, constantemente estás buscando la manera de evadir tus responsabilidades laborales. Puedes tener actitudes negativas hacia tus clientes. No sientes ninguna motivación y te sientes irritable la mayor parte del tiempo.

Falta de productividad y sentirte poco eficiente. Cuando el burnout llega a cierto nivel, posiblemente comience a afectar tu productividad y el valor que puedes dar a la empresa. Incluso cuando antes de empezar una tarea o proyecto ya te estás preguntando ¿para qué lo hago? Uno de los mayores motivadores en las organizaciones es saber que estás logrando avances y cuando no sucede, comienzas a dudar de ti y a pensar que nada de lo que haces tiene ningún sentido o valor.

Más de Adriana García

Abrazando a la soledad

Los trabajadores no experimentan el síndrome de burnout de un día para otro, este es un cúmulo de problemas e insatisfacciones en el entorno laboral que pueden tener sus causas en cosas como:

  • Presión para entregar el trabajo en un tiempo que no es razonable. ¿Tienes tiempo suficiente para realizar tu trabajo? Algunos estudios indican que el 80% del tiempo, los trabajadores pasan su tiempo leyendo y contestando correos, en juntas, en el teléfono. Cuando los tiempos para entregar el trabajo no son razonables se crea irritabilidad e insatisfacción.
  • Mala comunicación y apoyo de los líderes. Cuando los líderes son agresivos, indecisos, volátiles, y esperan que todo se haga sin ningún tipo de guía, es muy posible que los trabajadores comiencen a experimentar frustración y poca motivación.
  • No saber manejar el tiempo adecuadamente. Cuando revisas tu agenda y todo son llamadas, juntas, aclaraciones, etc.. y no apartas tiempo para hacer ejercicio, comer, pasar tiempo en familia, estás dejando fuera de tu agenda tu vida personal por completo.
  • Cuando no hay límites bien establecidos. Todos necesitamos comer, dormir y hacer actividades recreativas como ver TV o jugar en familia. Cuando no logras desconectarte del trabajo a una hora razonable, comenzarás a experimentar mucho estrés que a la larga se convertirá en síndrome de burnout.
  • No hay colaboración. Cuando constantemente estás esperando que otros hagan su parte del trabajo para poder llevar a cabo la tuya, sientes que no tienes ningún control sobre tu trabajo y eso genera una gran acumulación de estrés.

Algunas sugerencias para recuperarte del síndrome de burnout

  1. Analiza qué cosas son las que te estresan. Por ejemplo, cuando tienes fechas de entrega poco realistas, es importante hablarlo con los líderes de la organización. Explica tu carga de trabajo y lleguen a un acuerdo en el que puedan delegar ciertas actividades a otras personas.
  2. Revisa en dónde y cómo es que estás utilizando tu tiempo realmente. ¿Pasas más tiempo viendo tv, en tus redes sociales, jugando, ordenando cosas de casa, etc.? analiza si te es posible cada minuto de tu día para que puedas hacer los ajustes necesarios.
  3. Repasa tus prioridades. Si te sientes abrumado por la cantidad de trabajo que debes realizar, haz un alto y reordena tus prioridades, ¿cuáles son tareas esenciales? ¿cuáles puedes dejar para uno o dos días más adelante? Enfócate en aquellas que realmente necesitan tu atención inmediata.
  4. Haz un plan estructurado de tu día. No olvides respetar tus tiempos de comida, descanso y ejercicio; cuando tú los respetas, los demás también lo harán.
  5. Enfócate en el progreso no sólo la meta a la que quieres llegar. Cuando revisas los progresos del día y no solo el resultado final, vas paso y paso y te das la oportunidad de ver los avances.

El síndrome de burnout es algo serio, puede llevar a terribles depresiones y enfermedades físicas d todo tipo, desde dolores de cabeza constantes, gripas, dolores estomacales, etc.. Si sientes que tu vida laboral te está sobrepasando haz un alto en el camino y revisa cómo estás llevando a cabo tu día laboral. Siempre hay una solución, lo importante es detectar el problema a tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here