Cómo mantener la salud emocional

0
39
plumas-invitadas-5-d-vida-adriana-garcia-trata-a-tus-hijos-como-a-los-colaboradores-de-una-empresa

La salud emocional es un estado de funcionamiento psicológico positivo. Digamos que es una extensión de la salud mental. Es el funcionamiento óptimo de los pensamientos, sentimientos y comportamientos de los que se componen nuestros mundos internos y externos. Es una experiencia de bienestar en aquello que pensamos, sentimos y hacemos.

Cuidar de la salud emocional es tan importante como cuidar de la salud física. Cuando la salud emocional se encuentra fuera de balance, es posible experimentar síntomas como presión arterial alta, dolores en el pecho, úlceras, etc..

Más Plumas Invitadas:

Cuando nos sentimos bien con nosotros mismos, es mucho más fácil lidiar con las adversidades de la vida. No se trata de vivir sin problemas ni preocupaciones, sino en lugar de eso, de entender la enseñanza de cada situación y seguir adelante, haciéndonos más fuertes con cada experiencia.

Es posible prevenir aquellas cosas que nos sacan de balance. Por ejemplo, haz una lista de las cosas que te hacen sentir triste, enojado, desesperado, frustrado, etc.. Esto te permite comenzar a reconocer patrones en tu pensamiento y en por ende en tu comportamiento. Así vas adquiriendo conciencia de las cosas que te generan estas emociones y poco a poco vas aprendiendo a manejarlas de mejor manera.

La salud emocional requiere crear una vida que vale la pena vivir. Para ello, es importante identificar tus emociones y entender el valor que tienen. Todas las emociones tienen un significado y un valor por el solo hecho de venir de nosotros mismos. Por lo mismo, podemos desarrollar nuestra inteligencia emocional, la habilidad para identificar las emociones y utilizarlas de manera constructiva.

En el trabajo que hago todos los días, recomiendo mucho antes de explotar o tener una actitud de enojo, hacer una pausa y buscar dentro de ti qué es lo que la otra persona está necesitando de ti, esto te permite comenzar a responder asertivamente en lugar de sólo reaccionar al impulso del momento. No es fácil y requiere práctica, pero siendo muy consientes de esto, es posible lograrlo.

Esto te permite controlar las emociones, monitorearlas y ajustar tus respuestas de acuerdo a cada situación.

Algunas sugerencias para crear tu propia definición de salud emocional y vivir de acuerdo a esta:

  • Identifica tus fortalezas y vive a través de ellas.
  • Aprende a definir cómo quieres que sea tu vida.
  • Ver lo positivo de cada situación
  • Entender el aprendizaje de cada situación, esto se logra preguntando ¿para qué? En lugar de ¿por qué?
  • Ve lo bueno de ti, aprende a amarte tal como eres.
  • Construye una red de apoyo, siempre necesitamos de los demás.
  • Busca cuál es el propósito de tu vida, ¿para qué estás aquí? ¿qué quieres lograr? ¿Cuándo te vayas de este mundo, cómo te gustaría ser recordado?

Bueno y ¿cómo puede mejorar la salud emocional?

  1. Aprende a descansar. Para lograr una buena salud emocional, es necesario tener una buena salud física, procura tener entre 7 y 8 horas de sueño.
  2. Nutre tu cuerpo de manera saludable. Entre más aprendas acerca de lo que una sana alimentación puede hacer por tu cuerpo y por tu mente, más fácilmente podrás ponerlo en práctica. No es fácil saber cuáles alimentos son los que mejor te hacen a ti pero como todo proceso, hazlo poco a poco hasta que encuentres aquellos alimentos que te hacen sentir bien.
  3. Sal. Camina, corre o simplemente ve a tomar un poco de sol. La luz del sol ayuda a estar de mejor humor, si te es posible toma unos 10 o 15 minutos de sol cada día.
  4. Limita tu ingesta de alcohol, cigarros y drogas. Estos son estimulantes de corto plazo, pero a la larga pueden hacerte sentir muy mal.
  5. Haz ejercicio. El ejercicio es un poderoso antídoto para el estrés, la ansiedad y la depresión. Para mejores resultados, trata de hacer ejercicio unos 30 minutos al día.

La salud emocional requiere trabajo, se necesita ser consiente de los pensamientos, emociones y comportamientos en todo momento. Pero además se necesita la suficiente humildad para entender qué cosas estamos haciendo mal y corregirlas.

Definir y vivir con salud emocional resulta en cambios positivos y crecimiento personal, además de un profundo conocimiento de ti como ser humano para poder lidiar con las adversidades y los retos de la salud mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here