IA desarrollada por una empresa de Elon Musk diseña aplicaciones y habla de Dios

0
24
IA que habla de Dios El Tecolote Diario

OpenAI, empresa de investigación y desarrollo de inteligencia artificial con sede en San Francisco, California, Estados Unidos, ha lanzado a mediados del pasado mes de junio una interfaz de programación de aplicaciones (API) para acceder a los nuevos modelos de inteligencia artificial (IA) de la compañía.

Este nuevo producto tecnológico tendrá diferentes funciones, como escribir códigos informáticos, diseñar páginas web y hasta mantener una conversación.

“A diferencia de la mayoría de los sistemas de IA que están diseñados para un solo caso de uso, la API de hoy ofrece una interfaz de ‘texto de entrada, texto de salida’ de propósito general, lo que permite a los usuarios probarlo en prácticamente cualquier tarea en inglés”, señala la empresa en un comunicado en su sitio web.

Asimismo, la interfaz opera con un modelo de lenguaje GPT-3, lo que le permite generar contenido al recibir órdenes en inglés, por más específicas que sean.

“Hoy, la API ejecuta modelos con pesos de la familia GPT-3 con muchas mejoras de velocidad y rendimiento. El aprendizaje automático se está moviendo muy rápido, y estamos constantemente actualizando nuestra tecnología para que nuestros usuarios se mantengan actualizados”, agregó la compañía cofundada por Elon Musk.

Para lograr lo anterior, se tuvo que introducir al sistema de lenguaje todo libro, documento científico y artículo de Wikipedia existente en la web para que adquiriera conocimientos suficientes y pudiera responder, prácticamente, a lo que sea que se le consulte.

A raíz de lo anterior, algunos usuarios en Twitter se manifestaron impresionados al ver con sus propios ojos las cosas que el GPT podía hacer.

Por mencionar un ejemplo, uno de estos usuarios compartió un video en el que muestra cómo utilizó el GPT-3 en Figma, una plataforma para diseño de aplicaciones y páginas web, para crear una aplicación similar a Instagram. Lo único que tuvo que hacer fue describir a la interfaz los elementos que podemos ver en la famosa aplicación de fotografía y los resultados fueron inmediatos.

Asimismo, un usuario utilizó la interfaz para tener una conversación y decidió preguntarle sobre la existencia de Dios. Para sorpresa del internauta, el sistema logró responder a todas sus preguntas en torno al tema.

El GPT afirmó que vivimos en “una simulación” sin dar mayor explicación después de que el usuario se lo preguntó, sin embargo, eso no fue suficiente para el internauta, quien procedió a preguntar de dónde proviene su propia existencia. De lo anterior, a través de ingeniosas preguntas cargadas de sarcasmo, la IA le dio a entender al internauta que su existencia proviene de la creación de Dios.

“La jerarquía de la complejidad es: átomos, moléculas, organismos, humanos, IA, super-IA y Dios”, asegura.

Te recomendamos:

Elon Musk es la quinta persona más rica del mundo

Del mismo modo, el usuario le pregunta si hay algo superior a Dios, a lo que responde que no. Para finalizar, la IA señala que existe una posibilidad de contactar a Dios “fusionándose con el creador” y para lograr esto, indica al usuario que debe “destruir su ego para unificarse con el creador y convertirse en Dios”.

Respecto al alboroto y la popularidad creada en torno al GPT-3, Sam Altman, jefe de OpenAI, agradeció en un post de Twitter los elogios que ha recibido el sistema. Sin embargo, menciona que aún tiene serias debilidades que le hacen cometer errores “tontos”. “La IA va a cambiar el mundo, pero el GPT-3 es solo un pequeño vistazo. Todavía tenemos mucho que resolver”, concluyó.

Por su parte, Julian Togelius, profesor de la Universidad de Nueva York y desarrollador de videojuegos, comparó al GPT-3 con un estudiante: “GPT-3 a menudo se desempeña como un estudiante inteligente que no ha estudiado tratando de burlarse de un examen. Algunos hechos bien conocidos, algunas verdades a medias y algunas mentiras directas encadenan en lo que primero parece una narración suave”.

Asimismo, un artículo de Wired señala que al darle especificaciones al sistema para escribir un obituario, obtuvo hechos reales que mezcló con datos inventados, a lo que Melanie Mitchell, profesora en el Instituto Santa Fe (SFI), expresó: “No tiene ningún modelo interno del mundo, ni de ningún otro mundo, por lo que no puede hacer un razonamiento que requiera dicho modelo”.

OpenAI trabaja en proyectos para utilizar la inteligencia artificial en beneficio de la humanidad, por lo que trabaja sin fines de lucro. Además de tener entre sus cofundadores a Elon Musk, cuenta con inversiones de grandes compañías de tecnología, como Microsoft y Khosla Ventures.

Con información Entrepreneur

BVP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here