Investigaciones descubren al causante de la esclerosis múltiple y comienza la búsqueda de una vacuna

18
Comienzan Desarrollo De Vacuna Para La Esclerosis Múltiple El Tecolote Diario

Uno de los asesinos silenciosos que ha proliferado más en la última década es la esclerosis múltiple, enfermedad que ataca la envoltura de mielina que protege las neuronas y provoca que, sin esa protección, los impulsos nerviosos disminuyan hasta desvanecerse, afectando la vista, la sensibilidad, la coordinación, el movimiento y el control de la vejiga y los intestinos.

Hasta finales del año pasado se había calculado que 2,5 millones de personas en todo el mundo sufrían esta enfermedad que ataca a todo el cuerpo humano y, más allá de las terapias y tratamientos médicos para controlar los síntomas, no se ha descubierto la forma de frenar la enfermedad en su totalidad.

Aunque el panorama se ha visto demasiado lúgubre para quienes la padecen, los avances de la ciencia han encendido una luz de esperanza para tratar y prevenir la enfermedad en el futuro. Esta madrugada, la revista Science publicó un estudio con más de diez millones de participantes que aporta las primeras evidencias sobre el virus está detrás de la enfermedad.

Según los resultados, el virus de Epstein-Barr (VEB), el herpesvirus causante de la mononucleosis, son los responsables de las afecciones tras los daños al sistema nervioso, dando así el inicio de la ruta para buscar una cura e incluso un medicamento preventivo.

Por si no lo viste:

“Casi todos los enfermos son ‘seropisitivos’ en el virus a la hora de mostrar síntomas”, destaca la investigación, ya que el Epstein-Barr es uno de los más comunes y afecta a entre el 90 y el 95% de los adultos del mundo. Y es que el riesgo de desarrollar esclerosis en individuos que no tenían el virus aumenta 32 veces tras infectarse.

Como los mismos investigadores escriben, “casi todos estamos infectados con el VEB, pero únicamente una pequeña fracción desarrolla Esclerosis Múltiple”, lo cual llama a hacer una investigación sobre las diferentes condiciones en que la enfermedad se desarrolla.

El Epstein-Barr se consideraba un virus no demasiado problemático. En parte porque no suele ser muy agresivo a nivel poblacional, aunque las complicaciones de este virus incluyen la meningitis, la encefalitis o el síndrome de Guillain-Barré, por lo que no había sido necesario desarrollarle una vacuna hasta este momento.

No obstante, laboratorios como Moderna llevan ya tiempo trabajando en una y hace solo unos días empezaba la Fase I del estudio en humanos. Por sus características clínicas, ajustar la vacuna para la esclerosis va a ser largo y complejo. Pero el hecho de que tengamos la tecnología a punto para empezar ya a trabajar en ella es una noticia positiva.

Con información de Xataka.

dmra