Del corazón nace la música

0
37
Del corazón nace la música El Tecolote Diario

Vivir de la música en la actualidad es uno de los más grandes retos a los que los artistas se enfrentan, y hoy en día sólo lo consiguen unos pocos: aquellos afortunados que han sabido jugar sus cartas con cabeza y al servicio de su público. La música hoy en día vive días difíciles y se enfrenta a grandes retos como la era digital en su máxima expresión, y sólo los valientes y los que no dejan de buscar la innovación, son quienes sobreviven.

El camino de personalidades como Alejandro Sanz, ha sido uno de los que más piezas ha requerido para su formación; sin embargo, cada espacio, pieza y articulación que la conforman, han sido claves para darle el éxito que hoy en día tiene. No es para menos asegurar que la talla de este gran artista sobrepasa los límites de lo global, ya que su talento y su constante lucha le han hecho un poco más sencilla su estancia en la música.

También puedes leer: Así fue como Kurt Cobain se convirtió en una leyenda

Recuerdo a la perfección que Sanz fue uno de los primeros cantantes que tuve la oportunidad de ver en escena, y hoy ese brillo en su mirada causado por la pasión continúa latente, motivándolo a no dejar su camino y sobre todo a no perder el suelo. La humildad y la potencia de su voz son los pilares por los que la carrera de Alejandro Sanz ha ido creciendo de una manera abrumadora, donde cada proyecto que revela triunfa, tal como su nuevo material, al cuál tituló #ElDisco, del que está muy orgulloso.

“Como siempre, le he puesto todo el corazón y todo el esfuerzo porque no hay otra manera de hacer un disco, que poniéndole absolutamente todo lo que tengas disponible. Entonces, la verdad, es que estoy contento con el resultado, ha sido un proceso largo, de nueve meses, pero estoy contento”.

Esa felicidad que proyecta el artista español, es la consecuencia de meses de trabajo, en que dejó su indvidualidad de lado, para así, compaginar a Julio Reyes y Alfonso Pérez, dos excpecionales productores, que le otorgaron una visión más fresca a este álbum.

Además, Sanz, es de los pocos músicos, que no pierden su esencia, y que aún tras años de fama, fortuna y carrera, siguen conservando las mismas inquietudes, los mismos sueños y demás aspectos, que nos forman como seres humanos.

“Tengo las mismas dudas, los mismos miedos, las mismas valentías, las mismas ganas, ha pasado también el tiempo, pero es lo mismo… no te puedes enfretar a un disco nuevo, o a una gira nueva, si no tienes las ganas, y la energía para hacerlo, y si no te pones nervioso al subir a un escenario, tienes que dejarlo; siempre tiene que existir ese punto de responsabilidad, de querer hacerlo bien, no importa cuanto esfuerzo le eches, porque el esfuerzo no te garantizará que será bueno, esa es la cuestión, encontrarte siempre con esa docitomía, con el enfrentarte a ti mismo, saber hasta donde puedes llegar, qué eres capaz de dar, y eso consiste este trabajo, y por eso es maravilloso por un lado, pero tremendamente estresante por otro”.

Y sin importar a cuánto estrés esté sometido, el madrileño, no deja de intentar, y aunque confiesa haber tropezado, sabe perfectamente bien, que lo que lo define como artista, es precisamente, la manera en que se levanta y repone de aquella caídas, convirtiéndolas en monumentales proyectos.

No cabe duda, de que para hacer música, más allá de talento, se necesita poner el corazón, corazón para sacar “#ElDisco” des su vida.

Con información de Publimetro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here