¿Cómo afecta la alza del dólar a la economía mexicana?

0
70
Aumento del dólar y desplome de la bolsa El Tecolote Diario
color 35 pc por favor gracias

El dólar ya superó los 24 pesos, el peso pierde su valor, la Bolsa Mexicana de Valores se desploma igual que el mercado accionario de otros países, el petróleo mexicano vale menos. Sí, todo eso está ocurriendo, pero ¿a mi cómo me afecta y cómo me puedo preparar ante todo este nerviosismo por el impacto económico que podría tener el coronavirus?

La rápida propagación del COVID-19 está provocando pánico en los mercados financieros, fuga de capitales, depreciación de las monedas frente al dólar y una creciente amenaza de recesión no solo en México, sino a nivel mundial.

Esta pandemia, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), representa la “mayor amenaza a la economía global desde la crisis financiera de 2008”.

Lo básico

Lo más importante es mantener la calma, no entrar en pánico y analizar las decisiones que vamos a tomar en este momento y durante los próximos meses, recomendó Daniel Urías, experto en finanzas personales y fundador y director de Cooltura Financiera.

¿Un fondo de emergencia?

Si eres una persona ahorradora y cuentas con un fondo de emergencia, sigue con él y reduciendo gastos innecesarios.

Si no cuentas con un fondo de emergencia es momento de comenzarlo a hacer. El primer paso es hacer un registro detallado de tus gastos fijos y los gastos inevitables (renta, alimentación, transporte, pago de servicios).

Luego detecta los gastos variables. Es aquí donde puedes hacer cambios para lograr ahorros importantes, sobre todo en esta contingencia, por ejemplo, puedes dejar de comer en la calle, comprar café, dejar de usar las aplicaciones de comida a domicilio. Puedes también planificar mejor lo que inviertes en diversión (cine, salir a bailar, ir a un bar, etcétera).

Este es un buen momento para conocernos bien financieramente y generar una base de ahorros para cualquier escenario imprevisto ante el COVID-19, destaca Urías.

La mejor estrategia para lograr esto es apartar el monto en cuanto se recibe el pago quincenal en una cuenta de ahorro o inversión, y no tratar de ahorrar lo que sobre de la quincena, como regularmente se acostumbra.

Una reserva de emergencia debe ser el equivalente a seis meses de tus gastos mensuales, mínimo tres, y te servirá en caso de un accidente, una enfermedad o un despido, pues nadie sabe lo que le espera a futuro.

Apenas la Organización Internacional del Trabajo informó que la pandemia de coronavirus aumentará significativamente el desempleo mundial y podría dejar sin trabajo a 25 millones de personas.

¿Pedir un préstamo o sacar una tarjeta?

No, este no es un buen momento para endeudarnos porque la economía está teniendo muchos movimientos bruscos, así que lo mejor es mantener las finanzas estables. Se debe analizar muy bien qué se compra a crédito.

“Siempre el futuro es incierto, pero en estos momentos tenemos la suerte de saber que las cosas se pueden complicar, las señales son claras para tener mesura con nuestro dinero”, señala el experto.

Una de las recomendaciones del fundador de Cooltura Financiera es mantener las deudas bajo control y cuidar que este pago no exceda el 30% de los ingresos mensuales. Por ejemplo si una persona gana 10 mil pesos mensuales puede gastar hasta 3 mil pesos en este tipo de deudas, no más.

Si vas a comprar algo que ya llevabas años o meses planeando lo puedes hacer, siempre y cuando no exceda ni comprometa tu capacidad de endeudamiento, de lo contrario, hay que esperar.

También puedes leer:

Gobierno obtendría 3 mmdp por disminución de sueldos y aguinaldos, asegura AMLO

¡Los vuelos están baratísimos! ¿Puedo planear mis vacaciones?

Seguro que navegando por las redes sociales has encontrado muchas ofertas de aerolíneas o de agencias que te ofrecen paquetes de viajes con descuentos impresionantes. Sí, emocionan, pero no debemos caer en estas compras.

En estos momentos no es bueno viajar para evitar frenar la expansión del virus, además, varios países están cerrando museos y atractivos, y un viaje así, encerrado en un hotel, no se disfrutaría.

¿Y qué tal para verano o diciembre? Lo recomendable es que no hagas reservaciones ni te dejes llevar por las ofertas, las razones son muchas:

No sabemos cuándo terminará la emergencia sanitaria o cómo se pondrá en los próximos meses, si se reforzarán las medidas, si se restringa el tráfico aéreo o haya cierre de fronteras como ya está ocurriendo en Argentina, Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Canadá y Estados Unidos.

La Unión Europea cerrará sus fronteras con el exterior durante treinta días para luchar contra la pandemia del coronavirus.

No sabemos nada y como todo es incierto, lo mejor es no perder dinero o gastar de más cancelando o cambiando fechas de vuelos. “No compres ahorita sin pensar en el mañana”, recomienda Daniel Urías.

¿Y si ya tengo reservaciones?

En caso de tener un viaje programado mantente informado de las posibles políticas de cambio, cancelaciones y reembolsos, especialmente si tus planes son a Europa o Asia, ya que algunas compañías están ajustando sus vuelos y en caso de una cancelación, debes saber cómo procederán.

¿Qué hay de las compras de pánico?

Es muy importante evitar las compras de pánico y no gastar más allá de lo que estamos acostumbrados a consumir.

Las compras exageradas contribuyen a que haya desabasto, eso genera incremento en los precios. “Es meternos el pie nosotros mismos”, asegura el fundador de Cooltura Financiera.

Lo mejor es revisar la alacena, ver qué podemos aprovechar, luego hacer una lista y respetarla al momento de ir al supermercado. Comprar algunos alimentos congelados y enlatados que sí vayamos a consumir, no porque todo se vaya a acabar, sino para tratar de salir lo menos posible.

Si nunca has comido anchoas o no te gusta la sardina, ¿para qué la compras? Otra cosa importante es adquirir lo que podamos pagar.

¿Por qué las Bolsas están cayendo?

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), igual que Wall Street y otras del mundo, reaccionan ante las malas y las buenas noticias, haciendo que los mercados suban y bajen como si se tratara de una montaña rusa.

En el mercado financiero un factor clave son las expectativas, es decir, lo que los inversores creen que puede ocurrir en el futuro, y como ahora hay mucha incertidumbre sobre el COVID-19 y las repercusiones que tendrá en la economía, eso ha provocado mucho nerviosismo.

En una situación de estrés financiero, los interesados en comprar acciones, quieren comprar a un precio muy barato y los que quieren vender, están dispuestos a hacerlo a cualquier precio. Todo por el nerviosismo de lo que pueda pasar.

Los compradores aprovechan la oportunidad de los precios bajos y la cotización de las acciones se hunden y viene el desplome.

Con información de Animal Político

BVP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here