Crónica de una catarsis

0
88
en el aislamiento social, nos encontramos con nosotros mismos plumas invitadas guadalupe figueroa el tecolote diario

Son las 10:15 pm y mientras el mundo colapsa por una pandemia que pone a temblar a toda la humanidad yo, me siento a escribirles a ustedes, con el fin de entretenerlos dentro de todo este caos…

Pasan por mi mente muchísimos temas, en los cuales busco dejar plasmado mi estilo, esperando sea del gusto de mis lectores. Y es que la vida tiene tantos contrastes que, difícilmente, podemos dar gusto a todos.

Parto de aquí para invitarte a reflexionar ¿Cuántas veces allá afuera hacías cosas para agradar a los demás sin el ánimo de agradarte a ti mismo? ¿Has desarrollado la habilidad de no sentirte comprometido? ¿Qué será lo primero que harás cuando puedas volver a la calle libremente? ¿Qué harás cuando por fin vuelvas a encontrarte en tu entorno social habitual?

Yo, desde mi trinchera, sé con certeza que no seré la misma que entró al encierro, sé que voy a valorar cada paso que dé y lo haré con la precaución de no pasar encima de nadie, para poder lograr mis objetivos. Quiero salir más humana, más inteligente, más fuerte, más yo misma.

Más Plumas Invitadas

11 segundos.

El mundo hoy detuvo su ritmo habitual para invitarnos a hacer una introspección; hoy me doy cuenta que había cosas simples que me hacían sentir molesta y, es verdad, no tenían importancia, esa se las daba yo, hoy me doy cuenta que el cielo tiene un azul hermoso y que, los contrastes con los árboles, hacen de eso un paisaje único todos los días; quiero salir y mirar menos el celular y mirar de nuevo los ojos de la gente.

Nos encerramos de la manera en la que lo merecemos, nos encerramos con los aparatos que no éramos capaces de dejar afuera, nos encerramos con nuestro peor enemigo… nosotros mismos.

Ahora, estamos confinados a seguir adelante y, esperar pacientemente mientras la vida nos da una de las lecciones más grandes que, sin lugar a dudas, hemos tenido y las abuelas tanto nos advirtieron:

“Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido.”

Por eso, hoy despierta con ánimo, date tiempo para pensar en lo mucho que te quieres, en lo mucho que vales y en lo mucho que tienes, toma un vaso de agua y disfruta su sabor, mira a los ojos de las personas que te rodean y extraña mucho tu vida fuera del encierro, pues así cuando la tengas de vuelta, la vas a aprovechar y a valorar, como nunca lo habías hecho antes.

¡Ánimo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here