Caro Quintero y la diplomacia del roperazo

Uno de los parteaguas en la relación México-Estados Unidos ocurrió en 1985 con el asesinato del agente especial de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, no por la tortura y muerte del estadounidense, sino porque puso al descubierto la colusión entre los funcionarios del gobierno mexicano y los jefes narcos de la época.