Cambiar sí es cool

0
75

¡Cuánta felicidad volver a escribir!

Me costó mucho trabajo poder decidir un tema para mi regreso a este espacio, para ser sincera ya tenía un par de ideas esotéricas en mente, pero no lograba aterrizar una que me terminara de encantar.

Hasta que por azares del destino, en esta última semana me ocurrieron una serie de ataques emocionales y entonces di en el clavo.

¿Cómo volver así como así, sin dejar clara la esencia de mi columna? 

Es así, como cuando el dude que te quiere ligar no es capaz ni de invitarte un cafecito. ¡Pues no!

Por eso, hoy me explayaré contando qué es Lo Natural del Cambio.

Y es que insisto, las cosas pasan por algo (y todo ocurre para bien). A mí también me llevó mi tiempo aceptarlo, vivimos tan rápido y nos acostumbramos tanto a estar en nuestra zona de confort, que cada vez es más difícil tomar cartas en el asunto y generar cambio.

Haciendo un examen de conciencia súper rápido, en esta semana ¿cuántas veces?- despertaste maldiciendo el despertador- peleaste con el vecino- reclamaste una comida insípida- le mentaste la madre al que se te cerró y no te dejó pasar- destacaste los defectos de tu hermana- te burlaste de tu compañero de trabajo- no perdonaste a tu pareja- te reprochaste tus errores.

Algunas son actitudes casi cotidianas, ¿no?

Ya sea contigo, tu pareja, familia y hasta tu mascota; pero, lo cierto es que en muy pocas ocasiones nos ponemos a pensar ¿por qué la hago de pedo por todo?

Para las personas viscerales e impulsivas (como yo) nos es realmente muy fácil liberar frustraciones gritando y mentando madres, para enseguida correr a lo más recóndito y oscuro de nuestra mente y formular una venganza tres veces más dolorosa.

Y es que sí, soy Leo y me encanta estallar. Soy fuego, mi temperamento es fuerte y lo que digo se cumple. Porque obvio, así soy y no pienso cambiar…

¡BASTA YA! Basta de ponernos este tipo de excusas para seguir en ese estado raquítico de estabilidad emocional.

Más plumas invitadas:

De verdad, si tuviera un súper poder me encantaría poder eliminar del vocabulario humano la frase “así soy yo”.

¿Qué tan dañado tienes que estar para enfrascarte en esa idea?

¿Qué tan lastimado está tu corazón para no dejarlo sanar?

¿Cuánto tiempo quieres seguir así?

En muchas ocasiones, estamos encerrados en un abismo tan oscuro que nos acostumbramos a ello.

Nos acostumbramos a las malas palabras y los malos tratos, tanto que lo adoptamos, lo transmitimos hasta llegar al punto de brindar el mismo trato a quienes nos rodean.

Porque ya es cotidiano, porque todos lo hacen, porque si tú no cambias yo no lo haré. ¿Te das cuenta lo egoísta y ermitaño que suena?

Está cañón, porque sin darte cuenta ya te pusiste un caparazón tan rígido que no te permite reconocer el trabajo de otros, el esfuerzo y las acciones que también repercuten para ti.

Date la oportunidad de amarte, porque solo así podrás eliminar la niebla de tu vista y disfrutar realmente lo cool que es cambiar.

Soy @oyesarita en todas las redes sociales, besitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here