Bibliotecaria cambia libros por basura

363
bibliotecaria-cambia-libros-por-basura-el-tecolote-diario

Una bibliotecaria de la isla de Java, en Indonesia, presta libros a los niños a cambio de la basura que recolectan, una manera novedosa de limpiar el medio ambiente y hacer que los pequeños lean más.

Raden Roro Hendarti viaja todos los días en su vehículo de tres ruedas con libros apilados en la parte de atrás para que los niños de la aldea de Muntang los cambien por vasos de plástico, bolsas y otros desechos que ella lleva de regreso.

La mujer explicó que está ayudando a inculcar la lectura en los niños y a concienciarlos sobre el medio ambiente.

Cuando ella aparece, los niños pequeños, muchos acompañados de sus madres, rodean su «Biblioteca de basura» y claman por los libros.

Todos llevan bolsas de basura y el vehículo de Raden se llena rápidamente de ellas mientras los libros salen volando.

Basura por sabiduría: Biblioteca presta libros a cambio de desechos

Ella está feliz de que, como resultado, los niños dediquen menos tiempo a los juegos en línea.

«Construyamos una cultura de alfabetización desde una edad temprana para mitigar el daño del mundo en línea», comentó Raden.

Ella recolecta alrededor de 100 kg de desechos a la semana, que luego sus colegas clasifican y envían para reciclar o vender.

Basura por sabiduría: Biblioteca presta libros a cambio de desechos

«También debemos cuidar nuestros desechos para combatir el cambio climático y salvar a la Tierra de la basura».

Tiene un stock de 6 mil libros para prestar y también quiere llevar el servicio móvil a las zonas vecinas.

Kevin Alamsyah, un ávido lector de 11 años, busca desechos en el pueblo.

Basura por sabiduría: Biblioteca presta libros a cambio de desechos

«Cuando hay demasiada basura, nuestro medio ambiente se ensucia y no es saludable. Por eso busco basura para pedir prestado un libro», cuenta.

Jiah Palupi, director de la principal biblioteca pública de la zona, dijo que el trabajo de Raden complementa sus esfuerzos para combatir la adicción a los juegos en línea entre los jóvenes y promover la lectura.

Con información de Excélsior
evb