AMLO firmará decreto para devolver libertad a reos sin sentencia

1024
amlo-decreto-liberar-reos-sin-sentencia-el-tecolote-diario

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que firmará un decreto para liberar a internos de cárceles federales que lleven 10 años sin sentencia, a adultos mayores de 75, a los de más de 65 con enfermedades crónicas y a los que han sido torturados.

En conferencia matutina, informó que en estos cuatros casos se seguirá un procedimiento simplificado y el plazo para su liberación será antes del 15 de septiembre.

“Estas cuatro acciones van a formar parte de un decreto, que voy a firmar, y que va a elaborar la secretaria de Gobernación, lo vamos a elaborar la semana próxima para presentarlo y publicarlo”, dijo.

López Obrador señaló que la justicia debe ser rápida y expedita, porque una persona no puede estar detenida 10 años sin sentencia; pidió al Poder Judicial, tanto en los estados como el de la federación, atender esta problemática.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que 94 mil 547 personas encarceladas no han recibido sentencia, esto representa que el 43% de la población penitenciaria está en prisión preventiva.

Te puede interesar:

Detienen en el AICM a Axel ’N’, uno de los presuntos agresores sexuales de Ainara

De las personas que no tienen una sentencia, 12 mil 358 son por delitos del fuero federal; mientras que 82 mil 189 son por delitos del fuero común.

“No es posible que se tenga una dilación en la administración de justicia de tal manera que tengamos una población privada de su libertad sin ninguna sentencia definitiva”, comentó.

Sánchez Cordero señaló que los adultos mayores de 75 años y los que padecen alguna enfermedad crónico-degenerativa, de más de 65 años, podrán solicitar la excarcelación y seguir en prisión domiciliaria.

En México, hay 220 mil 114 personas privadas de su libertad; 125 mil 567 cuentan con una sentencia.

Las cuatro causas por las que podrán ser liberado los internos son:

  • Internos de cárceles del fuero federal que en 10 años no hayan sido sentenciados y estén en la cárcel por delitos no graves.
  • Adultos mayores, de 75 años, que estén en las cárceles, que no hayan cometido delitos graves liberados, de sangre.
  • Adultos mayores de 65 años con enfermedades crónico-degenerativas que estén en la cárcel y que no hayan cometido delitos graves. La Secretaría de Salud realizará el diagnóstico.
  • Internos en cárceles federales que haya sido torturado y se compruebe mediante el protocolo de Estambul.

Con información de Animal Político

ebv