Despiden a 5 trabajadores de SpaceX por enviar carta con opiniones a Elon Musk

135

Parece que al multimillonario sudafricano, Elon Musk, no le gusta dejar el ojo público por sus acciones y opiniones. El mismo que buscaba defender la «libertad de expresión» comprando Twitter ahora toma acción directa contra sus críticos.

No hablamos de algún lider de opinión que publicó una columna en su contra u otro empresario que se pusiera en su contra, sino de los propios trabajadores de una de sus empresas.

5 empleados de SpaceX redactaron y distribuyeron una carta en la que reprocharon al multimillonario su comportamiento, al tiempo que animaban a los ejecutivos de la empresa a hacer una organización más inclusiva. La respuesta de Musk no ha hecho esperar: los ha despedido.

En el documento en cuestión, titulado Una carta abierta a los ejecutivos de SpaceX, los ahora ex empleados definieron a Musk como una «distracción y vergüenza» para la compañía. Además, incluyeron tres demandas en las que pedían que: SpaceX se separe «rápida y explícitamente de la marca personal de su fundador», se iguale la responsabilidad de todos los ejecutivos para convertir la empresa en «un gran lugar de trabajo» y, por último, se defina y responda «uniformemente» ante cualquier comportamiento inaceptable.

Por si no lo viste:

Ante esto y tras la decisión de retirar a los trabajadores de su puesto, se difundió un comunicado firmado por la presidenta de la compañía, Gwynne Shotwell, donde justifica el despido presuntamente porque la carta había hecho que el resto de trabajadores «se sintieran incómodos, intimidados y acosados, y/o enfadados».

Este suceso se suma a las quejas de trabajadores de Tesla, después de que Musk le pidiera a los ejecutivos de la compañía que volvieran a trabajar a la oficina durante «un mínimo de 40 horas a la semana», es decir, «menos de lo que pedimos a los trabajadores de la fábrica». Aquellos que no cumplan estos requisitos, deben «dejar Tesla».

Por si todo esto fuera poco, Musk acaba de ser demandado por supuestamente haber dirigido una estafa piramidal basada en dogecoin. El demandante alega que los comentarios del CEO de Tesla sobre esta criptomoneda hicieron que su valor subiera y le llevaron a ser «defraudado en dinero».

De ser un visionario al estilo Tony Stark viendo por el futuro a un tirano, estafador e incluso con denuncias de abuso sexual, la imágen de Elon Musk se ha deteriorado a un punto muy negativo donde su posición de poder comienza a preocupar a muchos.

Con información de El Economista España.

dmra