Por fin sucedió: demandan a Burger King por su publicidad engañosa

215
Burger King Recibe Demanda Por Publicidad Falsa El Tecolote Diario

La relación del mundo con la comida rápida es muy curiosa: sabemos lo dañina que puede ser para nuestro cuerpo y que muchas veces sus estándares de calidad no son los mejores, pero tiene un sabor único muy distinto a sus similares hechos en casa. Otra de las razones por la que nos sentimos atraídos es la publicidad, ya que de la vista nace el amor.

¿Quién no se ha decepcionado al ver la foto de una hamburguesa en un espectacular callejero, ir al local a comprarla y ver que las dimensiones son la mitad de lo prometido? Pues una persona al sur de Florida, en Estados Unidos, se cansó del engaño y tomó acciones legales.

El abogado Anthony Russo presentó una demanda, a nombre de un cliente, contra la cadena de comida rápida Burger King “por engañar a los clientes al tergiversar el tamaño de sus hamburguesas en imágenes haciéndolas parecer más grandes”.

El representante legal comparte que quien lo contrató alega que las fotos publicitarias de la compañía hacen que la comida parezca más grande de lo que se sirve en realidad.

Por si no lo viste:

Tal y como se explica en la demanda de Russo, las fotos publicitarias de Burger King muestran “carne de gran tamaño e ingredientes que se desbordan sobre el panecillo para que parezca que las hamburguesas son aproximadamente un 35% más grandes y contienen más del doble de carne que la hamburguesa real”.

Para ejemplificarlo, menciona específicamente imágenes promocionales y anuncios de la hamburguesa Whopper del restaurante, así como de la Impossible Burger, Big King, Bacon Double Cheeseburger y otras. Además, los demandantes también apuntan a las publicaciones en las redes sociales y los videos de YouTube de blogueros que se quejan de la diferencia entre los productos de Burger King anunciados y la comida que recibieron.

La cadena comenzó a sobrestimar considerablemente el tamaño de sus hamburguesas en imágenes alrededor de septiembre de 2017. Antes de eso, Burger King publicitaba sus productos alimenticios de manera “más justa”.

Otras compañías, como Doritos y su eliminación de cinco nachos por bolsa, redujeron el tamaño o cantidad de sus productos por culpa de la inflación. No parece que este sea el caso, pero para los demandantes, en una situación como la actual, es aún peor.

Además de una compensación económica, los demandantes piden que Burger King deje de vender los “elementos de menú exagerados” o modifique sus anuncios para que sean más precisos.

Con información de Petapixel.

dmra