Este barco no es suyo…

0
30
Plumas Invitadas Desde la Tribuna Hakbar Juárez El Tecolote Diario Este barco no es suyo El Tecolote Diario

Las 136 medallas que la delegación mexicana obtuvo en los juegos panamericanos de Lima 2019 en Perú (37 de oro, 36 de plata y 63 de bronce) son la prueba de que a pesar de las adversidades, es la fuerza del corazón y el ímpetu de la convicción las que pueden traer los grandes resultados.

No es un secreto que los apoyos para el deporte en la “Cuarta T” fueron reducidos o eliminados, que hubo atletas que pagaron sus viajes y que ni siquiera tuvieron acreditación para sus entrenadores. Pero a pesar de ello nuestros atletas, porque ellos sí son nuestros, no sus medallas, salieron a las pistas, los tatamis, las albercas y plataformas a dar lo mejor para cumplir sus sueños y erguir el pecho con orgullo, por México, por sus familias, por su deporte y claro que también por ellos mismos, por sus carreras y todo el esfuerzo que significa llegar a competir a esos niveles, el sacrificio de un atleta de alto rendimiento es incomparable.

Y es que hace algunos días la titular de la CONADE salía de cara a los Panamericanos y declaraba que el pronóstico para esta delegación era pésimo “Lo óptimo es rebasar el mejor resultado de México en Panamericanos en el exterior que son 27 medallas (de oro), el pronóstico reservado son 19 medallas, pero tenemos que dejar que los chicos hagan su trabajo. Este pronóstico está basado en cuanto a números y comparativos que se han tenido en distintos panamericanos. Yo creo que debemos ser pacientes y dejar que ellos hagan su mayor esfuerzo”.

Te puede interesar:

Paola Pliego: El costo de tus sueños.

Y tenía razón, pues fue el esfuerzo de los atletas lo que los llevó a conseguir tan impresionantes números, pero que quede bien claro que fueron ellos no Ana Gabriela, ni la 4T y mucho menos Lopitoz, quien hoy debió rechazar esa medalla simbólica que la titular de la CONADE le entregó.

Las medallas de los Juegos Panamericanos son fruto del esfuerzo y ambición de los deportistas y sus entrenadores. De nadie más, no de la pésima administración de Ana Guevara en la CONADE, ni del gobierno de AMLO que se sube al barco diciendo que es gracias además a que “en México existe un ánimo distinto, un ambiente nuevo aunque digan lo contrario nuestros adversarios, en México hay alegría y entusiasmo, es otro país”.

Que nos diga el presidente si la alegría y el entusiasmo del “nuevo ambiente en México” compran tenis, ropa deportiva, medicamentos y equipo para los atletas, que nos diga si el “ánimo distinto” pagan dietas, espacios para entrenar y boletos de avión para las competencias. NO Andrés Manuel, NO Ana Guevara este barco no es suyo, no sean cínicos y no se suban a un logro al que se llegó sin ustedes o ¿ya olvidamos que se retiraron becas a los atletas y que la 4T cerró el CDOM por falta de presupuesto, pero anunció la compra de dos campos de béisbol?

Y es que ni Ana Guevara ni Andrés Manuel López Obrador tuvieron que ver con los momentos épicos que nos regalaron Laura Galván durante los 1500 metros y esos 150 de ensueño, que demuestran que a pesar de la adversidad, es la voluntad la que siempre se va imponer para sacarnos a flote o con ese espectacular cierre de José Carlos Villarreal que nos enchinó la piel en los 500 metros viniendo de la quinta posición para que con una sonrisa de oreja a oreja se colgara el oro.

Ni la 4T ni Guevara, ni el “nuevo ambiente que se respira” y mucho menos AMLO son participes de esto. Sólo ellos, los atletas que entrenan con frío o calor y en dónde se pueda, con o sin recursos, con o sin asistencia médica, con o sin becas; ellos que día a día despiertan antes que el sol de la mañana para perseguir sus metas y compensar todo ese esfuerzo y sacrificio con una presea.

¡GRACIAS A ELLAS Y ELLOS A NUESTRAS Y NUESTROS ATLETAS Y A LA FUERZA INCANSABLE DE SUS CORAZONES Y SU ESPÍRITU QUE PARECE SER INQUEBRANTABLE!

Y es que en Tokio 2020 seguro veremos a estos mismos deportistas luchando no sólo contra los cronos o los demás atletas de otros países, sino también con la adversidad de una administración que así sin más retira apoyos y que es probable que lo siga haciendo, pero nunca les van a quitar las ganas ni el amor propio y ese valor los va a llevar a hacer otro enorme papel, ahora en los Juegos Olímpicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here