Las mil caras de La Luna

0
49
Las mil caras de la luna el tecolote diario

La astrofísica Eva Villaver, lleva a cabo un divulgativo repaso a la fascinación por nuestro satélite por parte de todas las civilizaciones en  Las mil caras de la Luna. Pero sobre todo, con mucha ciencia y una colección de datos que desconocíamos.

Villaver se encuentra investigando “cadáveres estelares” para conocer cómo la muerte de los astros afecta a sistemas planetarios como el nuestro. En este libro su mirada está puesta en un cuerpo celeste infinitamente más pequeño y cercano. Uno cuyo magnetismo nos hace mirar al cielo, suspirar y soñar.

¿Qué tiene la Luna que tanto fascina a los humanos desde el principio de los tiempos?

Porque la Luna es el único cuerpo cuya superficie apreciamos a simple vista y eso nos permite escapar un poco de nuestro planeta, imaginar qué hay fuera… Por eso la imaginación ha volado hasta allí desde mucho antes que pudieran hacerlo los cohetes. Está lo suficientemente cerca como para que podamos verla y lo suficientemente lejos para sentir que podemos salir de este planeta.

Una de las preguntas que nos hacemos de forma recurrente es por qué no hemos vuelto a ella, por qué desde 1972, que fue la última vez que un ser humano pisó la Luna, no se ha vuelto a mandar una misión tripulada al satélite.

 Una de las causas es porque es caro llevar seres humanos allí porque tenemos muchas necesidades entre ellas respirar, comer y volver a casa… Esto nos suele gustar.

Y también hay otro problema: cuesta mucho financiar la ciencia básica  cuando no hay un interés económico y en la Luna se vio claramente que no había intereses económicos obvios. Después del hito de pisar por primera vez su superficie, las misiones tripuladas tenían que ser simplemente con fines científicos y la ciencia no suele interesar mucho a la política.

¿La ciencia en ese sentido a veces es víctima un poco del cortoplacismo, de la obsesión por el beneficio económico más inmediato?

Sí. Hay mucha falta de miras. No se puede plantear hacer ciencia cuando se intenta obtener un beneficio inmediato. La ciencia básica se basa en la curiosidad, en la capacidad innata que tenemos de descubrir.

No se ha vuelto a la Luna porque el interés comercial sigue estando muy cerca de la Tierra, en órbitas bajas, porque es donde se colocan los satélites. La Luna no tiene recursos que hayamos identificado de forma clara que pueden ser útiles desde el punto de vista económico.

De todas maneras, yo siempre defenderé el interés de la ciencia. Muy pocas de las grandes cosas que han hecho los seres humanos sostienen ese análisis coste-beneficio. Muchas veces se hacen desde un punto de vista puramente científico y luego con los años se ve ese beneficio. Por ejemplo, todo lo que utilizamos hoy en día que no lleva cables es fruto de la carrera espacial, desde los teléfonos móviles al GPS… Y en aquel momento no se sabía.

La realidad es que la opinión pública perdió el interés después del Apolo 11. Pero ya las últimas misiones Apolo… Mucha gente ni siquiera sabe que ha habido seis misiones, que ha habido doce personas que han tocado el suelo lunar. Se quedaron en el Apolo 11 y ya.

Se llegó a la Luna. Yo no tengo que convencer a nadie porque está ahí la evidencia. Es un poco inquietante y creo que parte de una desconfianza en la ciencia un poco rara y absurda.

Doce hombres han pisado la Luna y de momento ninguna mujer, pero sí que recuerda a aquellas que tuvieron una gran importancia en las misiones Apolo. En el libro se mencionan numerosas mujeres científicas, astrónomas, escritoras, pioneras. ¿Tenemos que esperar a ser nosotras las que divulguemos para acercarnos a sus figuras?

Hay muchos hombres que también están haciendo esta labor y creo que es una tarea conjunta. Si solo lo hacemos nosotras no vamos a llegar muy lejos, y por eso los muchos aliados que tenemos en la divulgación son importantes. Sí que es cierto que la figura femenina en la ciencia se ha obviado y se sigue acusando ese sesgo de género que es todavía prominente en la ciencia y en la sociedad. Cambiar la sociedad lleva tiempo, queda mucho por hacer, pero creo que vamos en la dirección correcta. ¡Aunque a veces me da miedo lo que veo!.

La figura de Margaret Hamilton es bastante obvia, pero hubo muchas. Yo destacaría el papel de una cosmonauta rusa. Una mujer que estuvo sola en el espacio en una misión en 1963 e  hizo bastantes más horas de vuelo que muchos de los astronautas de las Apolo: Valentina Tereshkova.  Como figura épica me encanta Valentina, porque en una época en la que los norteamericanos ni se planteaban enviar a una mujer en una misión, a pesar de que había muchas mujeres que estaban preparadas para ello, Valentina salió al espacio sola.

Yo soy optimista y creo que la evolución nos llevará a que las diferencias que nos separan de género, de raza, de identidad sexual se diluyan y que nos fijemos simplemente en los seres humanos y en que todos tenemos nuestro lugar en el mundo. La diferencia es buena siempre y cuando no implique que te nieguen hacer las cosas que quieres hacer.

 ¿Cuál es el mayor secreto que todavía encierra la Luna?

La Luna desde el punto de vista de la ciencia es un territorio que no está explorado. Hemos pisado solo el 5% de la superficie y hay muchos secretos que todavía tenemos que desvelar.

El problema de la investigación es que no se plantea la inversión como lo que tiene que ser, un bien común que no tiene que estar sujeto a los intereses políticos de las próximas elecciones. La inversión en ciencia tiene que aumentar en este país y tiene que ser estable, independientemente de los vaivenes políticos.

Datos curiosos…

☾Hay 181 toneladas de basura en la Luna dejados allí durante misiones espaciales.

☾ Los primeros terrícolas en dar una vuelta a la Luna fueron 2 tortugas rusas, moscas de la fruta y unos gusanos.

☾ Hay 382 kilos de Luna en la Tierra.

☾Buzz Aldrin comulgó en la Luna.

☽ Las banderas de los EEUU que llevaron los astronautas de las misiones, ahora serían banderas blancas por los rayos ultravioletas.

Con información de El Diario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here