Lo que suena más

0
92

La hegemonía de la música popular a lo largo del último lustro, se ha visto tan variada que no podemos recordar exactamente quiénes lideraban las listas en 2010. O tal vez sí lo recordemos pero para ahora estamos tan metidos en lo de hoy, que es como si los clásicos se hayan hecho solo en el siglo pasado y cualquier canción aunque sea muy sonada, tiene un valor tan efímero que ya ni es importante el talento humano. A menos claro que esté musculoso o que tenga un trasero con el que pueda abrir una caja fuerte.

El autotune ya no es para quien no sabe cantar; es para todos los que quieren sonar actuales. Para los años 90 sí era un recurso creativo opcional que le daba matices a tu rolita. Cher, la Diosa del autotune (quien evidentemente canta cual ruiseñor en campo abierto), nos dio un clásico “Believe”, la canción que para aquellos años abusaba tanto del autotune pero no para cubrir errores sino como una marca personal de la voz en esa canción. Cher para entonces ya tenía más de 20 años de carrera, no tenía que demostrar nada, podía divertirse poniéndole el efecto de robot a su canción y aún así la íbamos a amar. Con el paso del tiempo muchos cantantes adoptaron ese recurso como firma personal y poco a poco se convirtió en algo de lo más normal.

Todos sabemos que las fotos que miramos en las revistas con modelos altísimos y pieles tersas, están repletas de Photoshop ¿Quién es tan tonto para seguir creyendo que la publicidad son fotos en bruto que salen a la primera? Lo mismo ha ocurrido con la música. Ahora ya estamos conscientes de que hay edición, hay procesos que le guste o quien le guste, no siempre son para borrar que el artista no canta (hola Britney).

No seas un amargado y comiences a quejarte de que en tus tiempos las voces se grababan al disco en su estado puro, porqué a menos que tengas 70 años es casi cierto. Lo que pasa es que el talento humano ahora también es tomado en cuenta en la producción digital  de la música. Ya no depende tanto del escritor o del compositor, sino del ingeniero de audio y de todos los que meten mano en ello.

Lo que está de moda hoy no siempre va a estarlo, las tendencias cambian y con ellas todo el mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here