El Super Bowl vs los tatuajes de Adam Levine

0
155
Plumas Invitadas Erick Gutiérrez La Alfombra Azul El Super Bowl vs los tatuajes de Adam Levine El Tecolote MX

Maroon 5 es esa banda con la que todos crecimos, nos dio hitazos del 2000 como She Will Be Loved y This Love, para después evolucionar a un estilo mucho más alegre y popero. Nunca hemos tenido quejas de este quinteto (a veces de seis), sus colaboraciones nos encantan y se vuelven entrañables, nunca había habido nada malo hasta el día del Super Bowl.

¡Vale! Que la culpa no ha sido de nadie más, que de todas las estrellas que habían animado el Half Time Show y nos tenían acostumbrados a un espectáculo casi irreal. No es que el de Maroon 5 haya sido del todo malo, más bien solo faltó creatividad.

Aceptemos que a pesar de que las canciones que tocaron nos las sabemos de memoria, no nos inspiraron a levantarnos y cantar. Adam lleva más de 15 años en el medio y es un experto frente al público, o sea que no le cojea esa pata ¿Pero por qué nos dejo con ganas de más?

Acuérdate cuando los Black Eyed Peas convirtieron el estadio en una nave futurista con más de mil bailarines coordinados, a Lady Gaga y sus drones estrella. Todo eso nos deja pensando que el año siguiente debe ser mejor o más que mejor.

La propuesta de Maroon 5 fue simple, cantar los éxitos y prender a todos solo con su talento musical y dos o tres fuegos artificiales que, si fuera 2008, ese show hubiese sido legendario, pero no en pleno 2019.

A ver, pudieron hacer un escenario giratorio, o uno de dos pisos, pudieron salir suspendidos del aire o haber acudido a artistas invitados y prender la noche junto a Christina Aguilera.

Pero recurrieron a un elemento barato. Que Adam se quite la playera y nos enamore a todos con sus tatuajes es una bajeza. Bueno sí resultó y la verdad nos encantó esa bajeza, pero no somos un público así de fácil, merecemos más que eso.

Haciendo un recuento de los mejores shows de medio tiempo, todos nos dan algo novedoso. Nunca vamos a olvidar el tigre de Katy Perry, o el trono gigante arrastrado por decenas de guardias romanos de Madonna.

El Super Bowl es el evento deportivo más visto en EU y tener mínimo un segundo en pantalla sale carísimo. A todas estas celebridades que les ha tocado ser los encargados del show, las ventas de su música se han elevado al grado de resucitar viejos clásicos y terminan por darles la ayudadita que necesitan si su último trabajo no es tan bien recibido.

Por esta ocasión Adam salva a la banda gracias a su trabajado abdomen, pero no lo disculpamos por la desilusión que nos llevamos al no habernos sorprendido y dejarnos con ganas de más.

Espero que esto le sirva al próximo que crea que su belleza es sinónimo de talento y que no vengan a quer:ernos engañar.

Lee también de Erick Gutiérrez: Christina Aguilera llega en lo grande a Las Vegas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here